Colombia, Ecuador y Venezuela acuerdan superar crisis fronteriza
2857A.jpg
A instancias del presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, Colombia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua dieron por superada el viernes 8 la crisis desatada tras una incursión colombiana a territorio ecuatoriano.
Luego de varias horas de duros argumentos y encendidos debates, el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, estrechó las manos de sus colegas de Ecuador, Venezuela y Nicaragua, en medio de una ovación de los demás mandatarios asistentes. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció de inmediato que su país reanudaba sus relaciones diplomáticas con Colombia y Uribe dio a conocer que retiraría su demanda contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la corte penal internacional.
Chávez ayudó a distender el ambiente cuando declaró al final de la XX Cumbre del Grupo de Río realizada en Santo Domingo, que los países involucrados estaban a tiempo de detener la crisis, lo que calmó los ánimos luego de un duro altercado inicial entre los mandatarios de Colombia y Ecuador.
La cumbre giró en torno a la crisis desatada por un ataque militar colombiano en suelo ecuatoriano contra una base de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que dejó una veintena de muertos, incluyendo al jefe guerrillero conocido como "Raúl Reyes'.
A raíz de la incursión, Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia, mientras Venezuela retiró a su personal diplomático en Bogotá y expulsó al embajador colombiano acreditado en Caracas, además de ordenar la militarización de la frontera común. En solidaridad con Ecuador, Nicaragua también rompió sus relaciones con Bogotá.
Chávez llamó a "buscar una salida entre gente racional' a la crisis y su tono conciliador, elogiado por el mandatario anfitrión Leonel Fernández, ayudó a restablecer la calma en la cumbre, luego del duro altercado entre Uribe y Correa.
El mandatario venezolano afirmó que en sus contactos con los guerrilleros les ha dicho que el conflicto "no tiene salida militar, ni la guerrilla va a tumbar al gobierno colombiano. He visto los planes de la guerrilla y son inviables, olvídense de eso a menos que quieran pasar 100 años matándose', puntualizó.
En su discurso, Chávez --quien hace una semana guardó un minuto de silencio por Raúl Reyes a quien llamó un "buen revolucionario'-- se defendió de las acusaciones en su contra hechas por el gobierno colombiano, con base en los documentos hallados en una computadora del jefe guerrillero muerto.
"El presidente Uribe no debe preocuparse de si Chávez está mandando dólares o armas a las FARC. No lo voy a hacer, nunca lo he hecho, porque quiero la paz', enfatizó.
Chávez presentó además nuevas pruebas de vida de varios rehenes, militares y policías, que están en poder de las FARC.
Los temas energéticos y de desarrollo para los que se convocó a la Cumbre quedaron marginados pues la crisis entre Ecuador y Colombia dominó el debate.
Uno de los momentos más tensos se dio luego de que Uribe leyera varias cartas que hablaban de supuestos emisarios del gobierno ecuatoriano en reuniones con rebeldes, obtenidas por el gobierno colombiano, que según él demostraban los vínculos de las FARC con el mandatario ecuatoriano, lo que fue negado con énfasis por Correa. Uribe también dijo que no le informó del operativo planeado contra las FARC porque el gobierno ecuatoriano no coopera en la lucha contra el terrorismo. El mandatario colombiano advirtió que para su gobierno "lo más importante es la seguridad de las personas, que el territorio', una posición que fue discutida por algunos países --como Argentina y Brasil-- al considerar que no debe violarse la soberanía territorial de las naciones.
Uribe le pidió a Correa que investigue esos documentos y dijo que entregará las cartas "a la Corte Penal Internacional y a la justicia de los países referidos'.
Correa rechazó de inmediato esas acusaciones, afirmando: "estas manos no están manchadas de sangre'.
El presidente guatemalteco, Alvaro Colom, propuso crear una comisión especial inmediata que visite Ecuador y Colombia, la cual estaría integrada por ex presidentes que hayan tenido relación con procesos de paz y de reconciliación para investigar el incidente y hacer recomendaciones.
La XX Cumbre del Grupo de Río, conformado por 20 países, se realizó con la presencia de 11 presidentes de la región y, por primera vez desde el inicio de la crisis, se sentaron en una misma mesa Correa, Uribe, Chávez y Ortega.
La crisis desatada por la muerte de Raúl Reyes, segundo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) puso al descubierto no sólo aparentes vinculaciones del grupo guerrillero con los gobiernos de Venezuela y Ecuador, sino además una activa y creciente red secreta de apoyo a los rebeldes con células en media docena de países.
Dos días antes de la incursión militar colombiana al campamento de las FARC en Ecuador, concluía en Quito el segundo Congreso de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), que planeaba tener como orador principal al mismísimo Raúl Reyes y que estuvo dedicado, en buena parte, a procurarle un apoyo estratégico a la guerrilla colombiana.
Decenas de estudiantes y activistas de izquierda de varios países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, Perú, Chile y México, se dieron cita en Quito y posteriormente acudieron a visitar el campamento de las FARC en Sucumbíos, en la frontera colombo-ecuatoriana, para recibir entrenamiento guerrillero o conocer personalmente a Reyes.
Cerca de una docena de mexicanos que se encontraban de visita o estaban apoyando activamente al grupo guerrillero, fallecieron como consecuencia de los ataques del 1 de marzo.
Un grupo de izquierdistas peruanos fue detenido cuando regresaba de visitar el campamento y dos jóvenes comunistas chilenos fueron acusados de recibir entrenamiento guerrillero.
La presencia de los mexicanos generó una investigación de la fiscalía de México, mientras que el congreso peruano ordenó indagar un potencial resurgimiento de grupos subversivos que apoyan a las FARC, a raíz de las detenciones de los izquierdistas.
La policía ecuatoriana indicó ayer que se estima que unos 15 mexicanos se encontraban en el campamento al momento del ataque, pero se desconoce si lograron escapar o murieron en las explosiones. El gobierno de Ecuador informó que continúa la búsqueda de al menos cinco mexicanos. Lucía Morett, mexicana y sobreviviente del ataque militar colombiano, que se recupera de sus heridas en el hospital militar de Quito, ha sido identificada por reportes de prensa en México como el enlace mexicano de las FARC.
De acuerdo con versiones oficiales en Quito, los mexicanos eran estudiantes y profesores de la UNAM, pero según fuentes mexicanas, por lo menos dos de los fallecidos, Juan González y su esposa Rita, integraban grupos de apoyo y solidaridad con las FARC que operan en el recinto universitario.
Por otra parte para ampliar las indagaciones sobre la posible reactivación de los grupos subversivos en Perú, las autoridades anunciaron una pesquisa sobre el financiamiento, las operaciones y actividades de las llamadas "Casas Alba' o de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) luego que el propio presidente Alan García informara sobre la "casi certeza' que tiene de una intervención extranjera que está teniendo lugar en Perú, aunque no mencionó el origen de esta intervención.
El director general adjunto de Temas Globales de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Guillermo Hernández Salmerón, declaró en una rueda de prensa que el gobierno de México carece de pruebas de posibles vínculos directos entre la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los carteles mexicanos. En el mismo acto, se presentó un informe de las Naciones Unidas sobre drogas en la región de Centroamérica y el Caribe.
Este documento establecía la existencia de relaciones de cooperación entre la guerrilla colombiana y el cartel mexicano de los hermanos Arellano Félix, presente en las ciudades fronterizas de Tijuana y Mexicali. En el 2001, la policía mexicana detuvo en la capital de México al narcotraficante colombiano Carlos Ariel Charry, a quien se acusó de establecer un intercambio de cocaína y armas entre el cartel de los Arellano Félix y las FARC, señaló el informe. Casi un año después se arrestó a Rigoberto Yáñez, alias 'El Primo', vinculado al mismo cartel y supuesto intermediario en este pacto.
También el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, declaró en un foro celebrado en octubre pasado en México, que las FARC colombianas traficaban con droga con 'todos' los carteles mexicanos y mantenían en México un aparato político ``clandestino'.
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /