Candidato demócrata pide superar ‘estancamiento racial’ entre negros y blancos
2905A.jpg
El precandidato presidencial demócrata, Barack Obama, retó el martes 18 a todos los estadounidenses a superar el "estancamiento racial" y dejar de enfocarse en declaraciones divisivas, y a concentrarse en forjar alianzas para solucionar los problemas que afectan al país.
Esos problemas, declaró Obama, "no son negros ni blancos ni latinos ni asiáticos" sino asuntos que aquejan a todos: inseguridad económica, falta de seguro médico, escuelas y un sistema de enseñanza deteriorados, la crisis hipotecaria, la pérdida de empleos, la amenaza terrorista, dos guerras en Afganistán e Irak, y esta última una guerra injustificada que ha cobrado vidas y fondos necesarios para encarar todos esos asuntos, recordó.
En el National Constitution Center de Philadelphia, Obama pronunció un discurso sobre las tensiones raciales en las campañas políticas y en el país, intentando acallar la avalancha de críticas generadas por los videos de los incendiarios sermones de su ex pastor, Jeremiah Wright, de Chicago, llenos de resentimiento racial de los negros contra los blancos.
Pero Obama, quien por dos décadas asistió a la iglesia de Wright, ahora jubilado, dijo que no comparte muchas posiciones del pastor así como el resto de los estadounidenses no comparten muchas de las opiniones de otros líderes espirituales.
Obama, senador de Illinois, hijo de un inmigrante negro musulman de Kenia, África, y de una mujer blanca de Kansas, y criado por su madre y sus abuelos maternos blancos, declaró que rechaza el tono errado de los sermones de Wright pero que "no puedo renegar de él como tampoco puedo repudiar a mi abuela blanca" quien llegó a confesar su temor por los afroamericanos con los que se topaba en la calle y en ocasiones usó estereotipos raciales que "me hicieron sentir vergüenza ajena".
"Estas personas son parte de mí y de Estados Unidos, una nación a la que amo", sostuvo Obama.
El senador afirmó que al condenar las declaraciones de Wright o de otros a lo largo de esta campaña, también hay que entender el origen de ese rencor.
"La indignación es real, es poderosa, y sencillamente pretender que desaparezca, o condenarla sin comprender sus raíces, sólo sirve para profundizar el abismo de la incomprensión que existe entre las razas", señaló Obama.
La intención de su discurso, afirmó, "no es excusar lo inexcusable" sino aprovechar la coyuntura para abordar el tema racial "que esta nación no puede ignorar. Si lo ignoramos ahora, nunca podremos unirnos para resolver los retos que enfrentamos", indicó Obama.
El diálogo es necesario para evitar que algunos sientan que los sueños de unos se logran a expensas de otros: el resentimiento de los afroamericanos contra los anglosajones, el de los anglosajones contra medidas como la Acción Afirmativa, implementadas para corregir precisamente la discriminación racial o por sexo, el recelo de muchos hacia los inmigrantes que llegan buscando una mejor vida.
Las campañas de los candidatos tomaron tonos raciales, como se anticipaba, cuando un afroamericano y una mujer blanca batallan por hacer historia y ganar la nominación demócrata a ser presidente.
La campaña de la senadora Hillary Clinton generó revuelo cuando el ex presidente Bill Clinton comparó el triunfo de Obama en Carolina del Sur con los de Jesse Jackson en 1984 y 1988 cuando este trató de conseguir la nominación demócrata sólo apelando a votantes afroamericanos.
Y la ex congresista y aspirante vicepresidencial demócrata, Geraldine Ferraro, se retiró de la campaña de Clinton tras declarar que Obama ha llegado a este punto de la campaña “por ser afroamericano”.
Obama ha demostrado que puede apelar a un grupo diverso de votantes, aunque los latinos han apoyado por ahora por amplia mayoría a Clinton. Líderes latinos rechazan dicen que no es por motivos raciales sino a que los latinos conocen a Clinton y se inclinan por lo conocido, lo familiar.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /