Universidades de Arkansas encarecen matrículas para indocumentados
Por Michel Leidermann
3100A.jpg
El Director del Departamento la Educación Superior de Arkansas, Jim Purcell, advirtió a las instituciones de enseñanza superior de Arkansas, que estarían en peligro de perder los subsidios estatales que reciben cada año, si no toman medidas para garantizar que sólo los residentes legales de Arkansas paguen la matrícula estatal.
La matrícula estatal es mucho más barata, la mitad o incluso más, que las matriculas pagadas por estudiantes que llegan del extranjero o residen fuera de Arkansas.
Purcell envió una carta el jueves 22 de mayo a los presidentes y rectores de las instituciones de educación superior de Arkansas, siguiendo instrucciones del gobernador Mike Beebe.
Purcell decía en la carta, que si los colleges y las universidades no verifican los números de Seguro Social o los números de los visados suscrito en el expediente de los estudiantes, el Estado no contará a estos estudiantes como activos al momento de calcular el monto del subsidio a la institución por cada estudiante matriculado. El primer chequeo de esta naturaleza afectará a unos 2,000 estudiantes cuyos números son cuestionados, de un total estimado de 121,000 estudiantes de la educación superior en Arkansas matriculados al inicio del primer semestre del año escolar 2007.
El gobernador Beebe a través de su portavoz Matt deCample, dijo que hasta un par de semanas atrás, él no tenía conocimiento de que las universidades públicas de Arkansas otorgaban matrículas estatales a graduados de escuela secundaria, independientemente de su situación jurídica de residencia.
Varias universidades de Arkansas entre ella la UCA y la propia UA de Fayetteville, “asumían” que un alumno graduado de una escuela secundaria en Arkansas, “residía” en el estado y merecía pagar la matrícula estatal y no le solicitaban más detalles sobre su condición migratoria, a pesar que las solicitudes de inscripción piden el número del Seguro Social al inicio de los formularios.
DeCample dijo que el gobernador pensaba que el requerimiento de estar legalmente en el país para pagar la matrícula estatal, era claro desde que Beebe, cuando era el Procurador General de Justicia de Arkansas en el 2005, emitió una opinión legal sobre el tema. Esa opinión indicaba que el otorgar la matrícula estatal a los extranjeros en situación ilegal, posiblemente violaba la ley federal, así como la cláusula de Igual Protección de la 14 ª Enmienda de la Constitución.
La opinión del procurador del 2005 y la reciente carta de Purcell se refieren a una ley federal de 1996, que indica que un extranjero ilegal "no será subvencionado únicamente sobre la base de su residencia dentro de un estado (o de una subdivisión política) con cualquier beneficio de educación post-secundaria, a menos que el mismo beneficio se extienda a un ciudadano de los EUA que sea elegible para ese mismo beneficio ( y no menor en cantidad, duración y ámbito de aplicación), sin tener en cuenta si el ciudadano es un residente o no del Estado ".
Sin embargo no hay ningún fallo judicial definitivo sobre si las entidades de estudios superiores están infringiendo la ley si es que permiten a los extranjeros en situación ilegal, pagar la matrícula estatal.
Las opiniones de los Procuradores Generales tienen generalmente mucho peso para los funcionarios locales que las solicitan o para cualquier persona que busca una orientación jurídica fuera de un tribunal sobre un asunto determinado. Tales opiniones, sin embargo, carecen de la misma autoridad que tiene una sentencia judicial y reflejan solamente la opinión de la Procuraduría General acerca de lo que la ley exige.
La formula de cálculo para las subvenciones universitarias por estudiantes matriculados, es bastante compleja pues toma en consideración los cursos ofrecidos por la institución y otros detalles variables. En el presente año fiscal el estado de Arkansas financió las operaciones de las universidades estatales con $799.8 millones.
Sin embargo, los colleges y universidades de Arkansas no cambiaron sus políticas de matriculación en el 2005 por causa de la opinión del Procurador. En la práctica establecieron la política de no obligar a declarar de la condición migratoria, ni preguntar por ella. Además, casi todas las organizaciones de educación superior, dan a sus rectores fondos que pueden ser “gastados a discreción del rector” y con los cuales pueden subvencionar matrículas y becas a su único criterio.
Purcell declaró a la prensa que su intención no era que las universidades revisaran el estado migratorio de sus actuales estudiantes y los echaran si no son legales, pero que únicamente pedía que no les otorguen el beneficio de la matrícula estatal.
Los colleges y universidades en todo el país han adoptado una variedad de políticas al respecto. Varios estados han promulgado leyes diciendo que sus graduados de escuela secundaria califican para la matrícula estatal, independientemente de su situación inmigratoria. En Arkansas, los colleges y universidades no suelen ofrecer las matrículas estatales a estudiantes de fuera del estado aunque sean ciudadanos de los EUA.
La Asociación Americana de Colleges y Universidades estatales, dijo que el debate nacional sobre la cuestión se ha intensificado durante el último año. La Asociación sostiene que los estados deben ofrecer la matrícula estatal a los graduados de las escuelas secundarias, estén o no legalmente en los EUA, y que le toca a cada uno de los Estados el decidir su propia política al respecto. Sostiene la Asociación que desde el punto de vista económico, estos estudiantes, igual no se van a devolver a sus países de origen y debieran tener la oportunidad de seguir educándose.
Por otra parte, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) de los EUA, aclaró a principios de Mayo en respuesta a una consulta realizada por el estado de Carolina del Norte sobre la política oficial de admisiones a las universidades que: "El Departamento de Seguridad Nacional no requiere que ninguna escuela determine el estado migratorio del estudiante. ... El DHS tampoco requiere que ninguna escuela pida información sobre la situación de inmigración antes de matricular a los estudiantes o que presente un informe al gobierno si es que saben que un estudiante no está en situación legal ", añadiendo que la excepción se aplica en los casos de estudiantes que entraron al país con visados de intercambio.
Esta disposición del DHS debiera ser usada por las entidades para seguir evitando averiguar la condición migratoria de sus estudiantes a pesar de la carta de Purcell siguiendo las instrucciones del gobernador Mike Beebe.
Al recibir la carta de Purcell, el presidente del Sistema de la Universidad de Arkansas, Alan Sugg, dió instrucciones a todos sus funcionarios de cambiar la actual política de matriculación, para asegurar que pregunten y verifiquen si los estudiantes son o no residentes legales de los EUA.
Varios de los Rectores y Presidentes de las instituciones de educación superior de Arkansas, trataron en el 2005 que los legisladores de Arkansas aprobaran una ley que habría concedido matrículas estatales a los extranjeros indocumentados que se graduaran de las escuelas secundarias de Arkansas.
La Asamblea Legislativa rechazó la medida apoyada por el entonces Gobernador Mike Huckabee, siguiendo la recomendación del Procurador General de Justicia en ese año, el actual gobernador Mike Beebe.
La cuestión planteaba un importante desafío al Estado pues los directivos universitarios desean tener a más residentes de Arkansas, legales o indocumentados, graduándose de las universidades, lo que redundaría en beneficios económicos para el estado.
La ley federal autoriza la educación publica gratuita a todos los jóvenes sin considerar su condición migratoria, lo que significa que después de 13 años de estudios (Kindergarten y 1º a 12º grado) sin costos, ahora los indocumentados que quieran y califican para ir a la universidad, se enfrentan con el altísimo costo de pagar una matrícula de fuera del estado. La opinión del Procurador y la carta de Purcell, no prohíben la matrícula de indocumentados pagando la matrícula de fuera del Estado o de no-residente.
La ex Representante Joyce Elliott, (D-Little Rock) y ahora senadora electa (en la elección del martes 20 de Mayo) por el distrito 33 de Little Rock, quien presentó el proyecto de ley HB 1525 en Febrero del 2005, comentó que le gustaría estudiar la posibilidad de introducir nuevamente un proyecto semejante durante las sesiones legislativas ordinarias de Arkansas en el 2009 que extendería el beneficio de la matrícula estatal a extranjeros ilegales graduados de escuelas secundarios con por los menos 3 años de escolaridad en Arkansas.
El Senador Hank Wilkins (D-Pine Bluff), presentó un proyecto de ley similar en el 2007, pero nunca pudo someterlo a votación pues fue rechazado en comisión.
Mientras el debate sobre la inmigración ilegal sigue en el limbo, los estudiantes indocumentados continúan luchando contra la discriminación y las barreras del idioma, al tiempo que reciben una educación en las escuelas pública, pero cuando se trata de continuar estudiando en un college o universidad, se encuentran con la inmensa barrera de los costos de matricula. Si no se hace algo al respecto, estos jóvenes que podrían tener un futuro promisorio para sus familias y para la comunidad en general, desperdiciarán todos los conocimientos y esfuerzos adquiridos por 13 años en las escuelas.
¡Que ceguera, que desatino, que derroche!
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /