Católicos de Arkansas lloran de alegría por su nuevo obispo
Por Michel Leidermann
3107A.jpg
El Reverendo Anthony B. Taylor, fue ordenado como el séptimo obispo de Arkansas el pasado jueves 5 en el centro de Convenciones de Little Rock.
Más de 3,000 miembros del clero, feligreses de Oklahoma, familiares y miembros de su nuevo “rebaño” asistieron a la ceremonia de 3 horas que incluyó un concierto con coros en inglés y español junto a los músicos de la Orquesta Sinfónica de Arkansas, una procesión, la misa y la ordenación.
Una docena de Obispos de otras diócesis asistieron a la ceremonia para honrar a Taylor, resplandecientes en sus mitras y túnicas, y entre ellos los dos predecesores inmediatos de Taylor en Arkansas, los Obispos Peter Sartain y Andrew McDonald.
En sus primeros comentarios luego de su ordenación como Obispo y al final de la ceremonia, Taylor dió las gracias a todos aquellos que hicieron posible ese día: "Hoy la principal cosa que siento es gratitud. Me siento conmovido por la confianza puesta en mí por todos aquellos que han tenido una voz secreta para recomendarme al Papa ... Me siento muy humilde ".
Taylor repitió luego sus comentarios en español, un idioma que habla con fluidez, junto con el alemán, italiano y francés. También puede leer latín, griego y hebreo.
El nuevo Obispo supervisa a los 116.600 miembros de su diócesis, que por lo menos es mitad latina. Incluye 126 parroquias y misiones, 140 sacerdotes, 31 escuelas y más de 7,700 estudiantes. La diócesis cuenta también con 211 monjas y 32 hermanos.
Cuando el Papa Benedicto XVI anunció el nombramiento de Taylor el pasado mes de abril, la diócesis de Little Rock había estado sin un obispo durante casi dos años Monseñor J. Gaston Hebert sirvió como administrador diocesano durante ese período.
El arzobispo Eusebio J. Beltrán de la ciudad de Oklahoma, ex superior inmediato de Taylor, le presentó los símbolos episcopales de su nuevo cargo: una mitra (sombrero en forma de punta), un anillo (signo de su desposorio con la Iglesia), y un báculo o cayado, (signo del pastor que guía a su rebaño).
También estuvo presente para la ordenación el Nuncio Papal en los Estados Unidos, el arzobispo Pietro Sambi.
El martes 10 de Junio, en lo que era sólo su segundo día en su despacho en Little Rock, el obispo Taylor recibió a EL LATINO.
Le preguntamos si tenía alguna agenda especial para Arkansas como nuevo líder de los católicos en Arkansas. Contestó que sólo quería predicar los preceptos de Jesucristo manteniéndose fiel el evangelio y que pronto se reuniría con líderes católicos del estado para aprender sobre los problemas y desafíos que enfrenta su grey. Agregó que no tenía planes inmediatos de innovar en la iglesia y que planeaba participar activamente en la vida comunitaria y en sus manifestaciones.
Le preguntamos si ahora la iglesia de Arkansas estaría más involucrada en organizaciones de apoyo a los inmigrantes como la Coalición Amistad, a lo cual respondió que con gusto atendería sus reuniones para conocer más sobre su accionar.
En cuanto a posibles leyes que se propongan en la Asamblea General y que pudieran perjudicar a los inmigrantes, dijo que la iglesia no apoya a candidatos ni partidos, pero que puede oponerse o avalar ciertas posturas legislativas, siempre defendiendo los derechos humanos de las personas. Agregó que más que derechos civiles el prefería calificarlos como derechos humanos porque estos afectan a todos por igual.
Le comentamos que algunas personas decían que predicar era fácil pero que era necesaria una más amplia acción para poder cambiar las cosas. Taylor respondió que el predicar se puede hacer de muchas formas, en la calle, expresando opiniones a través de los medios de comunicación, en manifestaciones multitudinarias, etc. y no sólo desde el pulpito. De esa forma la iglesia trata de cambiar las cosas a favor de las personas afectadas.
Le manifestamos la simpatía que los emigrantes tenían por sus” curitas” en sus pueblos de origen. Taylor dijo que eso era cierto pero que también muchos inmigrantes venían de zonas rurales que ni tenían parroquia. Otros salían de sus ranchos o pueblos donde tenían un sistema de apoyo (familia, amigos, etc.) y al llegar a EUA se encontraban con una vida más difícil y más aislada, de modo que su mayor punto de apoyo era la iglesia y que dependían de Dios para obtener esperanza y consuelo.
También consultamos porqué los cristianos reformistas estaban teniendo tanto éxito entre los latinos. Taylor dijo que lamentablemente la infraestructura de la iglesia no le permitía tener parroquias y sacerdotes en todos y cada uno de los pueblitos que es adonde llegaban más fácilmente las iglesias protestantes.
Finalmente le preguntamos si tenía algún mensaje para la comunidad latina de Arkansas y dijo que estaba encantado de estar en Arkansas y que quería ser un líder servidor de la comunidad, dándole todo el apoyo que pudiera y protegiendo sus derechos humanos prodigándole los cuidados que le permitan alcanzar el mejor bienestar para todos sus miembros y sus familias.
Cerramos la entrevista con un sincero apretón de mano y convencidos que el nuevo obispo sí animará cambios para mejor en la vida de la comunidad.
!BIENVENIDO A ARKANSAS SU EXCELENCIA OBISPO ANTHONY TAYLOR!
Edición de esta semana
GRAN ÉXITO DEL POPULAR “TIANGUIS” 2018 ORGANIZADO POR “EL ZÓCALO” 
El pasado sábado 12 de mayo, El Zócalo Centro de Recursos para Inmigrantes, organizó su segundo Tianguis festivo y entretenido para recaudar fondos para la institución. El evento con nutrida concurrencia, se realizó al aire libre en el Jardín Bernice (#1401 Main St., Little Rock), de 6 a 9 PM, con la venta de platillos típicos como tacos, tamales, elotes y quesadillas, además de artesanías y bordados.   / ver más /
La Organización de Mujeres Hispanas de Arkansas (HWOA), anunció que 26 estudiantes latinos recibirán sus becas este año. La meta de HWOA es aumentar el número de estudiantes latinos que se inscriben y gradúan de instituciones de educación superior o escuelas técnicas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Hay una mancha sobre las enfermedades mentales que está causando mucho más daño que la propia enfermedad. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), una de cada dos personas en EE.UU. sufrirá de depresión, trastornos de ansiedad u otra enfermedad mental grave en algún momento de su vida.   / ver más /