¿El verdadero sentir de Obama?
Por Michel Leidermann
La participacion de Obama en la elección presidencial ha desmantelado conceptos y prejuicios. Buen orador, de un especial carisma, caracterizado como "populista" por unos y por "disfrazado hombre del establecimiento actual" por otros, poco ha comunicado en sus ideas de como revertir la crisis en EUA.
Obama propone retirar las tropas de Irak, pero sin dejar de lado otro tipo de acción militar allí o donde sea. Obama quiere "negociar" con Irán y Siria sin condiciones previas y no enfrentarse con esos países como lo hizo Reagan con la China de Mao o con la Rusia Soviética.
Tampoco descarta un entendimiento con Cuba, y una reducción del embargo, o dialogar con el socialista Hugo Chávez.
En materia económica, Obama mezcla soluciones de libre mercado con la aplicación de políticas públicas, rechaza toda reducción en los impuestos a los que ganan más de $200,000 y crearía un fondo de $10.000 millones para frenar los embargos de viviendas de los que no pueden pagar sus hipotecas. Pero por otra parte quiere renegociar el tratado de libre comercio con México y Canadá (NAFTA) para obtener más ventajas para los EUA. Y quiere limitar las ganancias de las petroleras pero no sugiere una reducción del consumo de energía ni fuertes inversiones en fuentes alternativas.
En cuanto al dilema ancestral de un EUA racista, proclama una sociedad sin divisiones entre negros y blancos o entre derechas e izquierdas. Apoya el aborto pero no permitirá los casamientos homosexuales. Considera que hay que aplicar la pena de muerte en algunos casos, aunque critica los abusos de ese castigo.
A la pobre Hillary, de quien todos los votantes ya conocían todo lo bueno y también todo lo malo y que cuando comenzó su campaña hace 18 meses se pensaba sería la candidata demócrata segura, le tocó lidiar con este muchacho de tez morena, aparecido de la nada. Más allá del episodio con el revolucionario pastor de su iglesia en Chicago, sólo se hablan maravillas de él.
Pero a minutos apenas de haber sido confirmado como candidato, ya comenzaron a lloverle las críticas feroces. A cuatro meses de la elección, Obama ya lidia con el candidato republicano John McCain. Y envía cartas al Secretario de Defensa “demandando una rápida respuesta”, como si ya fuera el presidente.
Sumado a la idiosincrasia conservadora del norteamericano medio y a la todavía existente discriminación, parecería que la mayoría no tendría muchas ganas de elegir un presidente negro, lo que dejaría la Casa Blanca en manos de McCain.
A pesar de toda la retórica de cambios internos y de política exterior, Obama hará su "deber presidencial" cuando y si llega el momento, y también mandará al ejercito estadounidense por el mundo para defender los principios morales estadounidense (democracia?) y sus intereses económicos (corporaciones?).
Obama a pesar de declararse candidato del cambio y miembro de una minoría negra (a pesar de que su madre era blanca), llegado el momento será absorbido por el “establecimiento político” de Washington, y Latino América no debería esperar nada nuevo ni milagroso del “presidente” Obama.
El dilema está entre decidir darle una oportunidad al recién llegado con promesas de cambio, o elegir un presidente más tradicional que continúe defendiendo los mejores beneficios para el país y sus intereses económicos privados en un sistema capitalista que ha dado tantos frutos positivos.
Obama no ofrece una transformación profunda de los EUA. Hoy por hoy lo único que desea es que lo elijan presidente.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /