Bush promulga ley de rescate financiero
El Senado aprobó el sábado 26 un proyecto de rescate con fondos públicos de las gigantescas financieras hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac y que evitaría a unos 400,000 propietarios el perder sus viviendas. La Cámara Baja había aprobado el miércoles 23 el mismo proyecto de ley.
El presidente firmó con premura el proyecto de ley que hará explícita la garantía gubernamental a Fannie Mae y Freddie Mac, empresas creadas por el Congreso pero que no pagan impuestos municipales ni estatales.
Esta medida es la última en una serie de extraordinarias intervenciones por parte del gobierno de Bush, el Congreso y la Reserva Federal (Fed), que buscan limitar el impacto de la crisis en el mercado de la vivienda en la economía estadounidense y el sistema financiero mundial.
En el proceso, Fed y los contribuyentes han asumido lo que los críticos advierten son obligaciones y riesgos incalculables.
El Senado aprobó el proyecto por 72 votos a 13 en una inusual sesión sabatina.
La ley otorga el Departamento del Tesoro amplia autoridad para salvaguardar a los dos gigantes de financiamiento hipotecario al invertir decenas de miles de millones de dólares en fondos federales para prevenir el colapso de ambas compañías, que poseen o garantizan casi la mitad de las hipotecas de la nación, que suman $12,000 millones.
La ley permite a los propietarios que no pueden pagar sus mensualidades refinanciar sus hipotecas por medio de préstamos respaldados por el gobierno. Mientras otorga fondos del erario a Fannie Mae y Freddie Mac, endurece el control gubernamental sobre ellas.
Además, eleva los topes de los préstamos que estas empresas pueden comprar hasta $625,000.
El plan de rescate intenta evitar que ambas se declaren en bancarrota y arrastren a otras entidades o provoquen la caída de bancos como en la Gran Depresión.
Bush dijo en un principio que el plan era un exorbitante rescate público de los prestamistas y deudores irresponsables.
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /