Un millón de indocumentados menos
3293A.jpg
La población de indocumentados de EUA se habría reducido hasta en un millón de personas en los últimos 12 meses, según el Centro de Estudios para la Inmigración (CIS), una organización no gubernamental de tendencia conservadora con sede en Washington.
El informe destaca que la cifra es 7 veces superior a la de personas que han sido detenidas y deportadas por las agencias del gobierno, lo cual, a juicio de la organización, indica que "la mayoría de los indocumentados está abandonando el país voluntariamente".
John Wahala, investigador del CIS, dijo que la disminución en el número de indocumentados es atribuible a las medidas contra las personas sin papeles que han emprendido tanto el gobierno central como los gobiernos locales desde el año pasado.
Agregó que estas medidas están dirigidas correctamente porque mientras baja la presencia de indocumentados,"el número de inmigrantes legales sigue creciendo".
Los investigadores del CIS parecen estar convencidos de que lo que está desalentando a los indocumentados son la persecución y las sanciones y no la crisis económica que vive EUA.
"La población de inmigrantes ilegales comenzó a caer antes de que hubiera un aumento significativo en las cifras de desempleo", señala el estudio.
Sobre la supuesta necesidad que tiene EUA de esta mano de obra indocumentada, Wahala afirma "que existe el consenso entre los economistas de que eso no es necesariamente así".
Indica que revisaron todas las categorías de empleo del Departamento del Trabajo y encontraron que en la mayoría de los casos esos empleos están ocupados por estadounidenses e inmigrantes legales.
Basados en estadísticas mensuales de la oficina del Censo, los autores de la investigación afirman que la salida de indocumentados se ha producido a niveles muy superiores a lo ocurrido la última vez que hubo una recesión económica en el país.
Sin embargo, reconocen que los trabajadores indocumentados son uno de los sectores afectados por el desempleo, por lo que la desaceleración económica "podría ser parcialmente responsable por la declinación en el número de inmigrantes ilegales".
En las conclusiones del documento se afirma que no forma parte del objeto de la investigación determinar si la disminución en la población indocumentada es perjudicial o beneficiosa para el país.
Sin embargo, señalan que los dos candidatos presidenciales "han repetido constantemente su firme compromiso con la legalización de los que están aquí ilegalmente".
Eso, advierte el CIS, tiene consecuencias. Aseguran que cuando fracasó el intento de reformar las leyes de inmigración el 2006 -una reforma que le hubiera abierto el camino a la legalidad a millones de indocumentados- "la población ilegal comenzó a declinar rápidamente".
Las promesas de los candidatos presidenciales "puede alentar la entrada de más inmigrantes ilegales o hacer que los que ya están en el país decidan quedarse, con la esperanza de de que se les conceda estatus legal", apunta el reporte.
Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /