Presidente del Partido Demócrata de Arkansas asesinado en su oficina
3303A.jpg
El presidente del Partido Demócrata de Arkansas, Bill Gwatney, muerto por tres disparos, alrededor del mediodía en las oficinas centrales del partido ubicadas en el centro de Little Rock, en el 1300 West Capital Ave muy cerca del Capitolio Estatal.
El asesino, descrito como un hombre blanco, entró en la sede antes del mediodía y pidió por Gwatney antes de dispararle en el torso.
El sospechoso, que huyó de la escena después del tiroteo en una camioneta Dodge azul, fue perseguido por la policía hasta el poblado de Sheridan en el condado Grant cerca de la autopista 167, a unas 20 millas al sur de Little Rock, antes de ser abatido por la Policía Estatal de Arkansas. Aparentemente la camioneta había chocado contra un árbol.
Después del tiroteo Gwatney fue transportado al hospital pero fallecio mas tarde.
La policía de Little Rock dice que no hay motivo conocido para el asesinato.
Gwatney era dueño y operaba tres concesionarias de coches en el condado Pulaski y sirvió 10 años en el Senado estatal.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /