Mexicano pidió perdón antes de ser ejecutado en Texas
3331A.jpg
José Medellín, un convicto mexicano acusado de asesinato fue ejecutado el martes 5 por la noche en la cárcel de Huntsville Texas, a pesar de las objeciones de un tribunal de la ONU y del gobierno mexicano.
El caso de Medellín atrajo la atención mundial luego de que el Tribunal Internacional de Justicia con sede en La Haya, Holanda, dijo que los causas de Medellín y otros 50 mexicanos sentenciados a la pena capital en los EUA, debían recibir nuevas audiencias judiciales para determinar si la Convención de Viena de 1963, que garantiza la asistencia consular a los reos extranjeros, fue o no contravenida durante sus procesos.
Antes de ser ejecutado Medellín pidió perdón por la violación y asesinato de dos adolescentes hace 15 años: "Lamento que mis actos les causaran dolor. Espero que esto les dé el final que ustedes buscaban" dijo Medellín.
La ejecución, la quinta en realizarse en Texas este año, fue retrasada durante unas cuatro horas mientras la Corte Suprema estadounidense hizo una última evaluación de su apelación de clemencia, la que fue rechazada.
Las autoridades de Texas sostuvieron que Medellín, quien llegó a EUA cuando tenía tres años y vivió en Houston, nunca buscó la protección consular mexicana sino hasta cuatro años después de ser arrestado. Para entonces, él ya había sido declarado culpable y condenado a la pena capital.
Medellín fue el primero en morir entre los 51 casos de mexicanos citados por la corte internacional respondiendo a un cuestionamiento del gobierno de México
El presidente George W. Bush había pedido a los gobiernos estatales que revisaran los casos cuestionados por la Corte Internacional, pero la Corte Suprema dijo este año que ni el mandatario ni la corte internacional pueden detener las acciones legales de Texas pues no estaba obligada a reconocer los convenios internacionales firmados por el gobierno federal y no ratificados por los Estados.
El gobierno de México denunció la ejecución y envió una nota de protesta al Departamento de Estado y afirmó que la ejecución viola el derecho internacional.
Medellín, de 33 años, fue hallado culpable por las violaciones y asesinatos de Elizabeth Peña, de 16 años, y Jennifer Ertman, de 14, en junio de 1993, en Houston. Junto con otros pandilleros atacó a las adolescentes cuando ellas iban a su casa por la noche.
Medellín, quien tenía 18 años en ese momento, era uno de cinco sentenciados a la pena capital por las muertes de las jóvenes.
Edición de esta semana
UNA PROFESIÓN DE SERVICIO AL PRÓJIMO Y SATISFACCIÓN PERSONAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS
EL LATINO entrevistó a tres técnicos latinos bilingües de emergencias médicas (EMT) para aprender sobre sus experiencias y perspectiva personal sobre su trabajo en el Metropolitan Emergency Medical Services (MEMS).    / ver más /
CELEBRARON LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO EN CONWAY... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
No entiendo por qué las personas temen y/o odian a otras que son diferentes a ellos. ¿No somos todos diferentes, incluso cuando compartimos el mismo color de piel, religión, cultura o herencia?   / ver más /