El gato más gordo del mundo ya tiene papás
3335A.jpg
El que muy probablemente sea el gato más gordo del mundo, y sin duda el más famoso de Estados Unidos, ya tiene papás: una familia de Nueva Jersey que lo someterá a una estricta dieta para que pierda alguno de sus 20 kilos de peso, informó el Daily News.
El pasado 25 de julio, una mujer del estado de Nueva Jersey alertó a la policía al ver merodeando por su casa a un extraño animal, que finalmente resultó ser un enorme y manso gato blanco que pesaba19,9 kilos y que fue bautizado como Prince Chunk (el Príncipe Fornido).
El felino, que se cree que es el gato vivo más gordo del mundo, se hizo famoso en EUA al aparecer en el popular programa de televisión Good Morning America, que logró que más de medio millón de personas llamaran interesadas en adoptarlo.
Sólo se conoce otro gato en la historia más gordo que este: un felino australiano ya fallecido que pesaba un kilo más que el estadounidense.
Aunque parezca mentira, además de su extrema obesidad, el gato está perfectamente sano. Simplemente está sobrealimentado, asegura el diario Daily News.
Según se a publicado en los medios estadounidenses, la dueña del corpulento gato era una mujer de Nueva Jersey llamada Donna Oklatner, que lo abandonó después de perder su vivienda por no poder pagar la hipoteca.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /