Arrendador indemniza a inquilinos latinos en Little Rock
Tal como lo denunciáramos en nuestra portada de El Latino del viernes 7 de octubre, Sergio Martínez y Maria Simón que alquilaban un departamento en el complejo habitacional Bristol Manor de Little Rock, estaban siendo demandados judicialmente por los propietarios, los hermanos y abogados John y Gregory Kitterman, para que pagaran gastos adicionales por no cumplir estrictamente con las condiciones del contrato de arrendamiento y de la póliza de deposito de garantía.
Decíamos en nuestro artículo, que las condiciones de ambos documentos eran contradictorias en algunos puntos, y que además estaban en inglés y que cuando se les pidió a los inquilinos latinos que los firmaran, no se les explicaron en español.
Las condiciones de ambos documentos son bastante extensas y hasta abusivas, porque entre otras cosas, establecen que la más mínima desviación en el cumplimiento de sus condiciones, daría derecho a los propietarios para exigir el pago de costos adicionales y de multas, al tiempo que no devolver el depósito.
En vista de estas cláusulas extremas, Sergio Martínez y Maria Simón, no se dejaron amedrentar y contactaron al abogado Reggie Koch de la firma Harril & Sutter, PLLC, para ver que se podía hacer. Koch investigó el caso y descubrió que abusos similares con otros inquilinos eran frecuentes en el complejo habitacional Bristol Manor, e interpuso una contra demanda por conspiración y discriminación, advirtiendo además a los Kitterman, que de corroborase casos similares, la demanda sería una en conjunto de todos los afectados o lo que se llama, una demanda por clase de perjudicados (Class action).
En vista de esto, los Kitterman decidieron entrar en negociaciones y llegar a un acuerdo extrajudicial con Martínez y Simón, indemnizándolos con $1,000, que incluyen los $300 del depósito de garantía que no les querían devolver.
Según nos comentó Koch, los Kitterman dijeron desconocer estos detalles de abuso que habrían sido cometidos sin su conocimiento, por sus empleados en Bristol Manor, y se comprometieron además de pagar la indemnización, a preparar un nuevo tipo de contrato y depósito de garantía, más concisos, más consistentes, más fácil de entender y de cumplir por los arrendatarios, y además, buscar acomodos para que los inquilinos que no dominan el inglés, puedan entender estos documentos al momento de firmarlos, de modo que estos acuerdos sean un trato justo entre ambas partes.
Aunque hay más detalles en relación a éste caso, Koch nos dijo que era refrescante ver una actitud positiva de parte de los propietarios y su deseo de reparar las equivocaciones pasadas.
En todo caso, el coraje de Martínez y Simón para no dejarse atropellar y buscar asesoría legal, debe servir una vez más como ejemplo a todos los latinos, quienes siendo residentes legales, ciudadanos o indocumentados, tienen derechos y deben hacerlos respetar.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /