Alumnos de Arkansas desean más actividades escolares después de clases
3370A.jpg
Según un estudio realizado por la facultad Clinton de Servicio Público de la Universidad de Arkansas, alrededor de la mitad de alumnos de escuelas medias y secundarias de Arkansas que respondieron a una encuesta, informaron que habitualmente están sin la supervisión de un adulto después de salir de la escuela, y que les gustaría la posibilidad de participar en actividades después de la escuela si se llegaran a ofrecer.
Los estudiantes José Guzzardi de Sao Paulo, Brasil; Marquita Little de Little Rock, y James Mitchell, de Cleveland, escribieron un análisis de 121 páginas para cumplir con un requisito para obtener su Maestría de Administración Pública, realizado en colaboración con el Grupo de Tareas del Gobernador de Arkansas sobre Programas para las mejores rutinas para después de la escuela y Escuelas de Verano.
De acuerdo a los resultados de la encuesta, los estudiantes latinos y demás en el noroeste de Arkansas, son los que tienen la mayor demanda insatisfecha de actividades después de la escuela, mientras que los estudiantes de Arkansas Central tuvieron la mayor concienciación y participación en tales programas.
El Grupo de Tareas del Gobernador tiene a su cargo la redacción de leyes para programas para después de la escuela de verano para que la Asamblea General la apruebe durante la sesión legislativa 2009, que comienza en enero.
Un total de 3,726 estudiantes de los grados 5 a 12 y en 16 distritos escolares del estado, respondieron a la encuesta a principios de este año escolar. Esto representa aproximadamente el 1% de todos los estudiantes en escuelas públicas. Además, 12 directores de escuelas y 5 grupos de padres se encuestas se reunieron con los encuestadores.
El estudio reveló algo sorprendente: que los estudiantes y sus padres no sólo quieren programas supervisados después de la escuela, pero que quieren que esos programas se centren en deportes, artes, artesanías, música, tecnología y capacitación laboral, así como ayudarles con las tareas. La mayoría de los programas para después de la escuela que se ofrecen en la actualidad a través de las escuelas públicas, son una continuación de los programas académicos.
El análisis puso de manifiesto que tanto los estudiantes como los padres están buscando más actividades recreativas para después del horario escolar. Buscan algo que hacer y mientras son supervisados en la escuela después de clases, pero no sólo para continuar su trabajo académico. Los padres también mencionaron que les gustaría que sus niños recibieran ayuda con las tareas.
Sólo el 15,6 % de estudiante de escuelas medias y secundarias dijeron que participaron en programas después de la escuela por lo menos tres días a la semana, lo que se considera una asistencia normal. Los alumnos del grado 5 tuvieron la menor tasa de participación con 6,3%, seguido del grado 12 con 10,3%. Los estudiantes latinos tuvieron la menor participación de cualquier grupo étnico o racial grupo con 11,4%. Los negros tuvieron 19% de participación y 14% de estudiantes blancos.
De los 3,726 estudiantes encuestados, 429 fueron latinos o hispanos, 1,071 fueron negros, 1,615 fueron blancos, y el resto se clasificaron como de indios americanos / nativos de Alaska, nativos de Hawaii/Islas del Pacífico, Asia / Asia de América, "otros" y "sin etnia declarada”.
A los estudiantes se les preguntó la frecuencia con la que estaban solos o con sus amigos - y sin la supervisión de un adulto - después de la escuela por lo menos por una hora.
Un total de 46,8% informó de que estaban sin supervisión dos veces a la semana o más. Otro 12% dijo que estaban sin supervisión una vez por semana. En contraste, un total de 27,2% dijo que nunca se les dejó sin supervisión.
De los alumnos de ultimo año de escuelas secundarias, 62,1% son los con más riesgo de quedar sin la supervisión de un adulto de dos o más veces a la semana, Esto fue seguido por los del grado 10 con 60,2% y del grado 11 con 59,5%. Aproximadamente el 26% de alumnos del quinto grado dijo que estaban sin supervisión dos o más veces a la semana.
Preguntados si participarían en actividades después de la clases en sus escuelas, el 67% de los estudiantes latinos, 62% de los estudiantes negros y el 53 % de estudiantes blancos, dijeron que muy probablemente asistirían a pensarían en asistir.
La participación en actividades en la escuela después de clases, expone al niño a nuevos puntos de vista y ayuda a muchos estudiantes que viven en hogares de bajos ingresos a darse cuenta de que pueden lograr ingresos y niveles de educación mejores que los de sus padres.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /