Las personas más altas son las más felices.
Las personas más altas son más felices, en promedio, que las petisas, según reveló un estudio realizado en Estados Unidos por Gallup-Healthways Well-Being Index (Indice de Formas de Bienestar Gallup).
Los resultados revelaron que las personas más altas estaban más satisfechas con sus vidas y eran más propensas a emociones positivas como el disfrute y la felicidad y menos proclives a sensaciones como la ira, la tristeza y el estrés.
"Cada pulgada adicional de altura tiene el mismo efecto en el informe de satisfacción personal con la vida que un 4% de aumento en el ingreso familiar," calcularon los expertos.
Los hombres que no se graduaron en la escuela secundaria son en promedio más de 1 pulgada más bajos que aquellos de estatura promedio y hasta 2 pulgadas más bajos que el varón promedio con estudios secundarios completos.
Las diferencias fueron apenas menores entre las mujeres.
"La principal razón por la cual las personas más altas se sienten mejor es que tienen mayores ingresos, están mejor educados y tienen mejores puestos de trabajo. El dinero es un poderoso vaticinador de satisfacción en la vida" indicaron los autores.
El índice de Gallup evaluó el bienestar de los residentes estadounidenses a partir de los resultados de este sondeo, basado en entrevistas a 1.000 personas por día entre el 2 de enero y el 7 de julio.
Edición de esta semana
FESTIVAL LITERARIO DE ARKANSAS 2019 DESTACA A CUATRO AUTORES LATINOS
El 16º Festival Literario de Arkansas 2019 es un proyecto del Sistema de Bibliotecas de Arkansas Central y su misión es fomentar el desarrollo de una población más alfabetizada.   / ver más /
El miércoles 27, un juez federal anuló los requisitos de trabajo de Medicaid en Arkansas y Kentucky, y dijo que la administración del presidente Donald Trump, al aprobar esas exigencias, no había considerado el efecto que tendrían en el objetivo del programa Medicaid para brindar cobertura de salud a las personas necesitadas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Antes, muchos economistas pensaban en el mercado laboral era algo similar al resto de los mercados, donde los precios de las distintas clases de trabajo —es decir, las tasas salariales — estaban determinados por la oferta y la demanda. Así que, si los salarios de muchos trabajadores se han estancado o reducido, debe de ser porque la demanda de sus servicios se está reduciendo.   / ver más /