Canonizan al cura chileno creador del Hogar de Cristo
353A.jpg
El sacerdote jesuita Alberto Hurtado, canonizado el domingo 23 en El Vaticano como el segundo santo chileno, fue el creador de una de las mayores obras sociales en su país: el Hogar de Cristo.
Inspirado en la doctrina social de la Iglesia, cuya semilla quedó en las encíclicas Rerum Novarum del Papa León XIII (1891) y Quedragésimo Anno de Pío XI (1931), Hurtado rescató la "opción por los pobres’’ y se adelantó a los cambios sociales y políticos que sacudírían a Chile en la segunda mitad del siglo XX.
Alberto Hurtado Cruchaga nació en 1901 en la ciudad de Viña del Mar, 110 km al oeste de Santiago, en el seno de una aristocrática pero empobrecida familia que se trasladó a la capital tras el deceso de su padre.
El religioso murió en plena actividad pastoral, a los 51 años, cuando aún no se vislumbraban los cambios que provocaría en la Iglesia Católica el Concilio Vaticano II convocado por el papa Juan XXIII.
Una de sus mayores obras fue la creación del Hogar de Cristo, un centro de acogida para los indigentes ignorados entonces por la sociedad chilena.
"La huella más profunda que dejó el padre Hurtado en Chile es la búsqueda de una sociedad más justa al estilo como lo propone Jesús en el Evangelio. Es la ambición de transformar la sociedad fuertemente’’, dijo el director social del Hogar de Cristo, Benito Baranda.
"Era una persona extremadamente avanzada que generó muchas dificultades también en su entorno social’’ por sus posturas en defensa de los pobres, recordó Baranda, al afirmar que "su mensaje sigue siendo actual, porque cuestiona la forma en que los católicos vivimos nuestra fe en la sociedad contemporánea’’.
El sacerdote, considerado el patrono de los trabajadores y del sindicalismo en Chile, extendió su labor pastoral más allá de los límites de los templos católicos y envió su mensaje por igual a políticos y trabajadores, exhortando a mirar a los pobres como "el rostro de Cristo’’.
"El pobre es Cristo’’, decía San Alberto Hurtado. "Despreciarlo es despreciar a Cristo’’, agregaba, advirtiendo con preocupación la profunda división existente dentro de la sociedad de su tiempo.
Una de las imágenes más perennes del padre Hurtado lo muestra en su camioneta verde recorriendo las calles de Santiago y las orillas del Río Mapocho que atraviesa la ciudad, en busca de niños y ancianos indigentes para llevarlos al Hogar de Cristo que creó en 1944. Esta institución mantiene hoy, centros de acogida que dan asistencia a más de 30,000 indigentes en todo el país austral.
"Dar posada a los que no la tienen ... No estamos haciendo la caridad, sino pagando una deuda’’, señalaba el padre Hurtado.
En 1992 la Iglesia chilena celebró la canonización de su primera santa, la religiosa carmelita Teresita de Los Andes.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /