La “pesadilla americana”
Ya no es el “sueño americano” si no más bien la “pesadilla americana”.
Las estadísticas dicen que están llegando menos inmigrantes a los Estados Unidos y los expertos alegan que eso es por las mayores dificultades y controles para obtener una visa. Pero pareciera que otros elementos importantes en la disminución del interés para inmigrar a los Estados Unidos, es que el famoso “sueño americano” se ha convertido en la “pesadilla americana”.
La mayor democracia del mundo que quiere imponer su sistema globalmente, elige su presidente con menos del 25% de los electores (votan entre el 42% y 47% de todos los inscritos y los votos se dividen entre los dos candidatos principales) y lo hacen un día de trabajo (martes) en lugar de un día domingo usando colegios y bibliotecas vacías.
Los americanos están perdiendo sus casas con las ejecuciones hipotecarias a un ritmo comparable con el de la Gran Depresión.
El país esta involucrado hace siete años en guerras en dos países del Medio oriente.
Sólo los ricos tienen cierta protección financiera ante la grave crisis económica que afecta a las industrias y a la gente de clase medía y baja.
Los salarios y beneficios no alcanzan para los gastos básicos de las familias aunque los trabajadores laboren más horas.
El 2006 había 42 millones de personas “pobres” entre adultos y niños que apenas ganaban para cubrir sus gastos básicos.
Los precios de los productos y servicios siguen subiendo y nunca bajan.
En más de 20 años el Congreso y los Presidentes no han hecho nada para solucionar la dependencia de EUA de fuentes energéticas extranjeras y desarrollar nuevas fuentes alternativas nacionales de energía.
Las ciudades ven avanzar sus barrios pobres que cada día se parecen más a las poblaciones improvisadas de los países subdesarrollados.
Hay un drástico aumento de los crímenes violentos y del consumo de drogas.
Las cárceles están tan llenas que ya no dan abasto para más criminales que no debieran andar sueltos en las calles.
El sistema judicial está sobrecargado de casos y toma meses para que un juez pueda decidir sobre un proceso.
El nivel educativo está bastante por detrás de la media mundial y 50% de los aspirantes a la universidad necesitan cursos de recuperación.
De 88 millones de trabajadores en niveles bajos 25 millones ni siquiera tienen diploma secundario.
Las agencias de aplicación de la ley se han vuelto completamente reactivas y no pro-activas (prevención).
Los veteranos de guerra ya son más “héroes”: sus jubilaciones y condición de salud son vistos como “cargas” a la sociedad.
A los ancianos ya no se les respeta ni cuida y se les considera un lastre para el sistema.
El Seguro Social sólo tiene dinero para unos cuantos años más.
Las redadas contra indocumentados continúan y aumentan los arrestos de pequeños empresarios que contratan a estos trabajadores para poder seguir sobreviviendo.
Así pues a la pregunta de si aún es alcanzable el “sueño americano”, muchos responden que no por ahora y si se van a morir de hambre, mejor lo hacen en su propia tierra.¡A ver que es lo hace el nuevo presidente!
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /