Presidente Bush aboga por un nuevo plan de "braceros"
363A.jpg
Presionado por los empresarios, que necesitan trabajadores extranjeros, y los políticos, que piden frenar la inmigración ilegal, el pre-sidente George W. Bush defendió su plan de contratar trabajadores temporales, y reiteró que todo inmigrante ilegal será deportado a su país de origen.
"Una parte crítica de cualquier programa de trabajadores temporales [braceros] es asegurarse que se aplicarán nuestras leyes de inmigración en los lugares de trabajo’’, dijo Bush en su discurso semanal de radio el sábado 22. "Estados Unidos es un país de leyes. No debemos permitir a los patrones deshonestos que se burlen de esas leyes’’.
Al mismo tiempo, "si un patrón tiene un trabajo que ningún estadounidense quiere tomar, debemos encontrar una manera de satisfacer esa demanda’’, dijo.
El plan, presentado por Bush el año pasado, contempla que los indocumentados puedan obtener visas de trabajo de tres años. Las visas podrían extenderse por otros tres años, pero los inmigrantes tendrían que regresar a sus países después de los seis años, por un año, para soli-citar desde allí un nuevo permiso de trabajo y poder regresar a los EUA.
Los republicanos conservadores insisten en que primero se refuercen los recursos humanos y materiales para defender la aplicación de las leyes. Se estima que hay 11 millones de inmigrantes ilegales en EUA. Bush dice que muchos norteamericanos no quieren aceptar los empleos que los indocumentados hacen.
Algunos conservadores también temen que el plan de Bush represente un primer paso para dar una amnistía a los indocumentados, lo cual la Casa Blanca ha negado.
En su mensaje radial, el Presidente dijo que una inversión de $32,000 millones en el Depar-tamento de Seguridad Interna, demuestra que su gobierno ya está resol-viendo el problema de la puesta en vigor de la ley.
Mencionó una inversión de $2,300 millones para contratar 1,000 nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza, mejorar la tecnología e instalar cercas y sistemas de iluminación.
También se refirió a una asignación de $3,700 millones para, entre otras cosas, ampliar los centros de detención de ilegales, a fin de que menos ilegales no mexicanos sean liberados por la saturación de las instalaciones.
"Nuestra meta es repatriar a cada inmigrante ilegal, sin excepciones’’, dijo Bush.
El mandatario agregó que un reforzamiento de las medidas contra la inmigración ilegal debe estar acompañado por una "amplia reforma de inmigración’’, que incluye su programa de trabajadores temporales.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /