Los latinos llegaron ya …
POR DÉCADAS SE CONSIDERÓ A LOS LATINOS de
EUA como la fuerza dormida: con potencial de nuevo poder
político, de crecimiento económico y de influencia en los medios
de comunicación, pero pocos latinos lograban sobresalir y ocupar
puestos importantes. Eso ya cambió. Los latinos están acá y sus
voces están cambiando la vida en EUA.
La última victoria de Antonio Villaraigosa como nuevo alcalde
de Los Ángeles, la segunda ciudad más grande del país, refleja
mejor que nada el emergente poder político de los latinos. No
se trata únicamente de que Villaraigosa es el primer latino en
llegar a ese puesto en 133 años, sino que cada vez existen más
líderes latinos en el país.
En noviembre pasado se eligieron dos senadores latinos: Ken Salazar de Colorado y Mel Martínez de la Florida. Y luego el presidente Bush designó a su abogado, Alberto Gonzáles, como Procurador General de Justicia de los EUA.
Lo interesante de estos cuatro hombres es que todos tienen comienzos muy humildes y una historia de grandes esfuerzos: Antonio, hijo de padres divorciados, trabajó en Los Ángeles limpiando zapatos desde los 7 años de edad; Ken vivió hasta 1981 en un rancho en Colorado sin electricidad y rodeado de sus siete hermanos; Mel viajó sólo desde Cuba hacia la Florida
cuando era un niño en la llamada operación Peter Pan; y el padre de Alberto era un inmigrante en Texas que trabajaba como albañil seis días a la semana. Estas historias demuestran que en EUA hasta los más pobres y desamparados pueden llegar alto. ¿Qué otro país tiene esa misma posibilidad social? Muy pocos. Por eso siguen llegando inmigrantes latinos a EUA. No porque sólo piensen en ganar dólares, sino porque saben que, con mucho esfuerzo, su vida y la de sus hijos, será mejor que en sus países de origen.
Estados Unidos es un país en donde hay posibilidades en una relación directa entre esfuerzo y resultados. El que trabaja fuerte ¡sale adelante!.
Cada año cerca de un millón y medio de latinos se suman a los 45 millones que ya viven aquí. La mitad de todos esos nuevos latinos son inmigrantes, legales e indocumentados, y la otra mitad son bebés nacidos aquí. La inmigración y la alta tasa de natalidad entre los latinos ha hecho que ciudades como Miami y Los Ángeles ya tengan una población de mayoría latina. Texas y California tendrán mayoría latina dentro de dos o tres décadas, y habrá más latinos que blancos en Estados Unidos para el año 2125.
Esa transformación demográfica parece imparable y tiene enormes consecuencias. Estados Unidos ya es el segundo país del mundo con el mayor número de hispanoparlantes (después de México). Más gente habla aquí español que en España, Argentina o Colombia. Por lo tanto no es ninguna sorpresa que algunos de los programas de radio y televisión en español en ciudades con muchos latinos, tengan más audiencia que la programación en inglés.
Ante este panorama de constante expansión y de creciente poder, ya no resulta tan descabellado el pensar en la elección de un número importante de legisladores latinos o de hasta un primer presidente latino. ¡SI SE PUEDE!
¿Y usted que opina?
el-latino@arktimes.com (501) 374-5108 www.ellatinoarkansas.com
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /