Armadoras de autos piden 34 mil millones de dólares
3704A.jpg
a Casa Blanca y los líderes demócratas del Congreso llegaron el martes 9, en principio a un acuerdo para un rescate de los fabricantes de automóviles por $15.000 millones, en el que el gobierno tendría poder de intervención y de decisión en la reestructuración de esa industria.
Pero el rescate aún enfrenta obstáculos entre los republicanos, que expresaron preocupación.
El acuerdo propuesto agilizaría la entrega de los préstamos a los tres grandes fabricantes de automóviles de Detroit, y crearía el cargo de un "zar automovilístico" a ser designado por el presidente George W. Bush, el cual se encargaría de supervisar la reestructuración de la industria.
Si el Congreso aprueba el plan, el dinero podría ser entregado en unos Los negociadores acordaron que el "zar" podría revocar los préstamos y negar más ayuda federal a las empresas que no lleguen a un acuerdo con los sindicatos, los acreedores y otros proveedores a fin de garantizar su supervivencia hasta después de marzo.
Si los préstamos son revocados las compañías se verían obligadas a solicitar protección gubernamental por bancarrota bajo el capitulo 11 de la ley de quiebras.
Pero el acuerdo podría enfrentar mayores obstáculos por parte de los senadores republicanos, que se mantienen escépticos ante el plan
Otro obstáculo es la negativa de los legisladores demócratas para eliminar algunas condiciones, a las que la Casa Blanca se opone vivamente, que obligarían a los fabricantes automotrices a cancelar demandas judiciales contra los estrictos límites a la emisión de gases establecidos por los congresos estatales en California y otros estados.
Los presidentes de General Motors (GM), de Ford, y de Chrysler, presentaron la semana pasada sus planes de negocios al Congreso estadounidense, en los que detallan lo que harán con los millones de dólares que solicitaron.
Originalmente GM pidió 12 billones y precisó que gestiona una línea de crédito adicional por 6 billones “para proveer liquidez en caso de que las condiciones adversas del mercado persistan”.
GM precisó además que necesita con urgencia 4 billones antes de que concluya este año 2008.
Ford y Chrysler pidieron 9 billones y 7 billones de forma respectiva.
De esta manera, el total de recursos que requieren las armadoras totalizan 34 billones.
Ford aseguró que con este dinero podrá ser rentable de nuevo a partir de 2011.
En el documento, la empresa aclaró que, a diferencia de sus competidores estadounidenses, no está en riesgo de una crisis de liquidez durante 2009, aunque dijo requerir el dinero para acelerar los programas de desarrollo de vehículos híbridos y eléctricos.
Por su parte, Chrysler dijo que necesita de los fondos para sostener sus operaciones, que se encuentra en plena reestructura luego de su adquisición por el fondo de inversión Cerberus. Asegura que el plan está orientado a construir 24 nuevos modelos de autos entre 2009 y 2012, todos con tecnología de ahorro de combustibles y que estaría en posición de devolver este préstamo el año 2012.
Las peticiones de fondos y la presentación de los planes de negocio se dió en el contexto de otra fuerte caída en las ventas debido, en parte, al problema del financiamiento.
GM informó que sus ventas cayeron en noviembre 41% frente al mismo mes del año pasado por una brusca baja en la confianza del consumidor. Ford registró en ese periodo una fuerte caída de 30.6% en sus ventas.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /