Promesas por cumplir
El Presidente electo Barack Obama es el hombre del momento, de las masas y de la fortuna. Su campaña tuvo ritmo y su tema de “cambio” fue cautivador para muchos estadounidenses y lo que lo ayudó a prevalecer en una elección con tintes de crisis desde el inicio.
Se trató de un llamado político y emocional, y los votantes económicamente estresados lo escucharon, atraídos por la confianza en las perspectivas futuras y las promesas de unidad nacional.
Dejando de lado los elementos de política y economía, la elección de Obama señala un cambio dramático en las actitudes raciales. Su victoria no sólo manifiesta una confianza que muchos en el pasado hubieran pensado imposible, su elección pone las acusaciones de racismo blanco bajo una luz muy diferente ahora que millones de electores blancos lo ayudaron a triunfar.
Después de su histórica victoria, Obama, también podría estar inclinado a reexaminar algunos de los antiguos conceptos, en particular mediante la adopción de una visión más amplia y generosa de América de la que expresó en su libro “Sueños de mi padre”, en el cual dijo pocas cosas buenas sobre América: “Su historia” escribió, “es una historia de racismo y de opresión por parte de los blancos, algunos crueles, algunos ignorantes y de un sistema blanco que gobernaba las vidas de los negros”.
Uno de las muchas pruebas que se predijeron evidenciarán su liderazgo como un presidente AfroAmericano, será su capacidad y voluntad para calmar estas tensiones y ansiedades raciales. Como presidente, Obama tiene realmente una maravillosa oportunidad para inspirar civilidad y acuerdo, para unificar una nación cada vez más diversa.
En la lista de sus otras pruebas, está el mantener al país a salvo de ataques terroristas y por naciones hostiles decididas a destruirnos a nosotros y a nuestros aliados a regresar a la buena salud financiera despues del el trastorno bancario y crediticio de octubre.
La hostilidad de las naciones como Irán y Corea del Norte no se reducirá aceptablemente. Es probable que se intensifique. Obama tendrá que navegar a través de una peligrosa diplomacia y de disuasiones militares, así como preservar la victoria militar y política en Irak, triunfar en Afganistán, apaciguar la inestabilidad y peligro de armas nucleares dentro de Pakistán y posiblemente con su vecina India, y mantener a los EUA en guardia contra otro ataque como 9/11 por terroristas islámicos alentados por los tiempos difíciles que atraviesan los EUA.
Obama con su experiencia como organizador y activista comunitario, es vulnerable a cambiar sus ideas demasiado, apresurada e indisciplinadamente para buscar soluciones a corto plazo, cuando los exigencias reales invitan a la mediación y la practicidad.
Obama ejecutó con éxito una campaña electoral bien organizada y bien administrada, un logro que podría ser un modelo para su administración.
Un peligro siempre presente es el exceso. ¿Hubo indicios de esto durante la larga campaña? ¿Hubo señales de arrogancia envuelta en un estilo mesiánico?,
¡Obama ganó! Navegó la marea y mantuvo su equilibrio. Ha hecho promesas publicitadas con gastos profusos. Un inspirado líder podría fortalecer y unir a la nación. Tiene un montón de promesas que cumplir y mucho trabajo que hacer. Obama,como el resto de todos nosotros, deberíamos contestar la pregunta de John F. Kennedy: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregunta qué es lo que tu puedes hacer por tu país”.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /