La revolución cubana festeja sus 50 años
3762A.jpg
La revolución socialista de Cuba cumplió 50 años el jueves 1 de enero, tras sobrevivir a diez presidentes en Estados Unidos, a la caída del bloque socialista, invasiones, crisis bélicas y económicas, y a la sucesión de su máximo líder Fidel Castro.
"Estamos aquí porque resistimos, resistimos medio siglo", dijo el ahora presidente Raúl Castro en un mensaje televisivo a los cubanos la noche anterior.
Los actos que marcan el medio siglo revolucionario cubano tienen la singularidad de contar con la presencia física de varios de sus protagonistas, no sólo vivos, sino también en pleno ejercicio del poder.
Algunos de ellos, como Juan Almeida (80 años) y Ramiro Valdés (76), acompañaron a Fidel (82) y Raúl Castro (77) en el asalto fallido al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, con que se inició la revolución o en el desembarco del yate Granma el 2 de diciembre de 1956 para iniciar la lucha guerrillera en la Sierra Maestra.
Las primeras medidas tomadas por la revolución tras el triunfo del 1 de enero de 1959, reformas agraria y urbana, marcaron el rumbo izquierdista del nuevo Gobierno, que apenas dos años después proclamó su carácter socialista y nacionalizó la industria, la banca y los servicios como educación y salud.
La reacción de Washington no se hizo esperar: suspendió la cuota azucarera que compraba a la isla, rompió relaciones y presionó a la comunidad interamericana para aislar a la Cuba comunista que quedó fuera también de los organismos financieros internacionales.
Castro tocó las puertas de Rusia y obtuvo de Moscú la compra del azúcar, la venta de petróleo y una creciente alianza de 30 años.
En abril de 1961 soldados de Castro derrotaron una invasión de emigrados cubanos residentes en EUA, financiada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Bahía de Cochinos, y un año después, en octubre de 1962, la isla fue centro de una crisis nuclear entre las dos grandes potencias.
Ese mismo año Washington impuso un embargo a la isla, que La Habana asegura le ha dejado pérdidas por 93.000 millones de dólares y la comunidad internacional condenó en las Naciones Unidas durante 17 años consecutivos.
Aunque el comunismo cubano trató de diferenciarse del ruso, el fracaso en 1970 de una zafra que debía producir 10 millones de toneladas de azúcar, dejó el país exhausto, llevó a Castro a entrar en el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) y al resto de la órbita soviética.
A mediados de la década de los 70 comenzaron las campañas "internacionalistas" cubanas en África, básicamente en Angola y Etiopía, que duraron casi 15 años, dejaron 3.000 muertos.
La desintegración de la Unión Soviética en 1991 trajo a la isla una fuerte crisis económica y una soledad política, que oficialmente se denominó "período especial", cuya recuperación está todavía en marcha, gracias al apoyo de un nuevo aliado, la Venezuela de Hugo Chávez.
Pero el 26 de julio de 2006 Fidel Castro sucumbió a una grave crisis de salud que lo puso al borde de la muerte, lo que provocó un gobierno provisional de su hermano Raúl hasta febrero, cuando el Parlamento lo eligió presidente en lugar de Fidel.
Con ese escenario no previsto por analistas y académicos, Fidel vivo y lúcido cooperando con Raúl en la conducción del país, la revolución llega a sus 50 años con el gran reto de garantizar su continuidad cuando la generación de sus fundadores desaparezca.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /