EUA después de Bush
Por Michel Leidermann
Es muy probable que el sentimiento contra EUA disminuya en todo el mundo ahora que el presidente George W. Bush deja la Casa Blanca.
Según un nuevo informe del Consejo Nacional de Inteligencia, hay otras tendencias que influirán más profundamente que la partida de Bush --o la reciente elección de Barack Obama como el primer presidente negro en la historia estadounidense-- y que hacen predecir una cierta mejoría de la imagen americana en el resto del mundo.
El estudio “Tendencias Globales 2025: un mundo transformado”, del Consejo Nacional de Inteligencia, dice que la gradual declinación de EUA como la única superpotencia mundial en los próximos años, traerá aparejada una disminución del sentimiento antiestadounidense.
Entre ahora y el año 2025, la característica más notable del “nuevo orden mundial” será la transformación de un mundo antes dominado por EUA, con el nuevo advenimiento econo-geo-político, relativamente no concordado, de viejas potencias y de naciones emergentes, dice el informe.
Esto significa que EUA, en lugar de ser la única potencia mundial, será en 2025 la más grande entre varias potencias similares, y que China, India y Europa, en ese orden, no estarán demasiado atrás.
En ese nuevo mapa global, los siguientes factores reducirán el sentimiento antiamericano:
Muchos países desconfían de las grandes potencias, independientemente de cuáles sean esas potencias. A medida que el poder militar de China aumente y se convierta en la segunda economía del mundo, la desconfianza mundial se dirigirá contra esa nación, y la función de compensación ejercida por EUA será más apreciada.
EUA se beneficiará de un probable cambio en las tendencias políticas en una buena parte del mundo. El respaldo al terrorismo ha disminuido de manera decisiva en muchos países islámicos. 'Hay menos musulmanes que consideran que los atentados suicidas son justificables, y la simpatía por Osama Bin Laden ha disminuido" dice el consejo.
En tanto crezcan los grandes mercados emergentes en Asia y otras regiones, la globalización será cada vez menos identificada sólo con EUA. A medida que los países en desarrollo avancen y se expandan sus clases medias, como ha ocurrido en las últimas décadas en Asia, las ideas y costumbres extranjeras que provocaban rechazo en esos países, empezarán a ser reconocidas como productos de la vida moderna, más que del expansionismo estadounidense.
En cuanto a cómo será el mundo en el año 2025, el estudio dice que probablemente esté dividido en tres grandes bloques --Norteamérica, Europa y Asia--, mientras la mayoría de los países sudamericanos y africanos, con la posible excepción de Brasil, seguirán siendo actores secundarios.
El regionalismo asiático --producto del creciente número de acuerdos comerciales entre países asiáticos-- será una de las más importantes tendencias económicas.
Las 8 economías más grandes del mundo en el 2025 serán Estados Unidos, China, India, Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia y Rusia.
Una encuesta reciente realizada en 21 países por el Pew Global Attitudes Project, reveló que la imagen de EUA ya ha empezado recuperarse en muchos países.
Esa tendencia podría acelerarse con la llegada del presidente Barack Obama, su posible decisión de cerrar Guantánamo, el comienzo de la retirada de tropas de Irak, y políticas más activas para reducir el calentamiento global.
Obama tiene la mejor oportunidad para recuperar la imagen externa de EUA y es de esperar que no la desaproveche.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /