CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann
¿Mejor educación o más dinero?
El distrito escolar de Little Rock busca reducir su presupuesto en $10 millones anuales, porque dice que recibe menos fondos estatales ya que el número de alumnos matriculados este año, disminuyó en 649, la mayoría de ellos prefiriendo asistir a escuelas charter, que están fuera del control y del presupuesto del distrito.
Esto parecería indicar una relación directa entre los gastos del distrito y el subsidio estatal por alumno, que este año escolar está en $5,800 por cada alumno.
Lo curioso es que el subsidio estatal que dejaría de percibir el distrito, está estimado en $10 millones lo que daría $15,408 por alumno perdido.
Sin embargo el año pasado, el distrito contrató 20 cargos nuevos y aumentó el salario de unos 50 empleados administrativos. Pareciera que los directores del distrito piensan que la mejor manera de mejorar la educación de los niños es contratar funcionarios al tiempo que cortan el financiamiento para clases.
Es hora que el distrito escolar deje de recibir ingresos sólo por el número de matriculados, o bien debería contratar a un buen maestro de matemáticas para que les enseñe a calcular un presupuesto adecuado.
También estaría bueno que el distrito dejara de oponerse a las escuelas charter, que han demostrado ser financieramente más efectivas y además están enseñando mejor y produciendo alumnos académicamente mejor preparados.

Becas para todos
La última vergüenza para Arkansas es el continuada baja en el número de personas que tienen una licenciatura de cuatro años.
Pero hay nueva esperanza. Consideren la nueva lotería de Arkansas, que aprobaron los votantes en noviembre.
Sin embargo la pregunta que todo el mundo se hace: ¿Quién va a beneficiarse con el dinero? La generosidad de la lotería se debería utilizar además para ayudar a los niños que quieren ir a colleges de dos años. Ellos también necesitan una educación. O bien ofrecer becas para los adultos que no se aplicaron en los estudios superiores o vocacionales cuando deberían haberlo hecho, hace años.
¿Que tienen de malo los colleges o colegios vocacionales? La lotería no sólo debería beneficiar a licenciaturas de cuatro años. ¿No se puede también ayudar a los futuros peluqueros, mecánicos y plomeros? ¿Por qué no darle una mano a la gente que la pide, incluso si no es para asistir a una gran universidad?
¿Qué tal facilitar a la gente para ir a la escuela donde prefiera? No sólo a las universidades sino a los colegios comunitarios, escuelas de belleza, academias técnicas, etcétera. Dejen que las personas sigan sus propios sueños.
Cuando se hace la pregunta ¿Qué quieres hacer cuando seas grande? Es preferible dejar la toma de decisiones a la persona en cuestión. Ellos saben lo que les gustaría hacer en la vida. ¿Cuál es el viejo refrán? Encuentra un trabajo que amas y nunca trabajaras un día en la vida.
Arkansas también necesita mecánicos, cocineros, y plomeros. ¿Por qué debería una persona sólamente acceder a una beca para una universidad años, cuando realmente quiere trabajar con sus manos?
El bajo número de gente con títulos universitarios es un verdadero golpe para la economia de Arkansas..
Hagamos las becas disponibles para personas que no están vinculados a la universidad, pero que con un poco de ayuda del estado, pueden llegar a tener éxito para ellos, sus familias y Arkansas.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /