Gobernador Beebe quiere aumentar el impuesto a los cigarrillos
Por Michel Leidermann
3803A.jpg
El gobernador Mike Beebe, hablando por primera vez a los legisladores de la 87 sesión ordinaria de la Asamblea de Arkansas el pasado martes 13, ofreció detalles iniciales de su plan para aumentar los impuestos a los cigarrillos y el tabaco sin humo, para recaudar $88 millones al año que servirán para pagar por los programas de salud, incluido un sistema estatal de atención de traumas y poder financiar y coordinar mejor la atención en salas de emergencia en todo el estado. Arkansas es uno de los pocos estados que no tiene centros de trauma que puedan atender rápidamente a lesionados graves gracias a una red de información ente todos los centros participantes en el estado, con lo cuaL el herido es llevado al centro más cercano y más adecuado para su tratamiento urgente.
Uno de esos nuevos centros estaría ubicado en el nuevo hospital de la Universidad de Arkansas de Ciencias Médicas (UAMS) en Little Rock.
El dinero también financiaría otros programas relacionados con la salud que van desde más niños elegibles para la cobertura de Medicaid ARKids First hasta un campus sucursal de la UAMS en el Noroeste del estado.
“Podemos lograr todos estos objetivos, incluso cuando enfrentamos el más difícil momento económico en dos décadas” dijo Beebe. “Encontrar éxito en la prosperidad es admirable, pero si puede lograr el éxito y continuar avanzando durante una recesión nacional, eso sería la verdadera realización” agregó.
Los impuestos adicionales del tabaco también pagarían por atención hogareña para mantener la atención de la salud de las personas enfermas y con discapacidad sin tener que ser institucionalizadas; más ayuda para la los centros de salud comunitarios; centros de educación en el área de la salud; y más investigación sobre el cáncer de seno; la lucha contra el hambre; haciendo disponibles las vacunas contra la gripe para todos en Arkansas, y la ampliación de tratamiento de salud mental para los niños, una de las causas defendidas por la primera dama de Arkansas, Ginger Beebe.
“Sin embargo, se necesitará de tres cuartos de la mayoría en la Cámara de 100 miembros y de los 35 miembros del Senado para aprobar ese aumento de impuestos, un difícil obstáculo” señaló el gobernador.
De los 100 miembros de la Cámara, 28 son republicanos, lo suficiente como para bloquear el paso del aumento de los impuestos, si todos ellos optaron por no votar a favor.
Beebe habló durante 38 minutos para entregar su alocución sobre el Estado de Arkansas, en una sesión conjunta de la Cámara de Representantes y del Senado en el segundo día de la 87 Asamblea General.
Después, le dijo a los periodistas que la aprobación el aumento de los impuestos será difícil pero era la única manera de financiar todas las necesidades de salud de su lista.
El gobernador pide que se aumente el impuesto en 56 centavos adicionales por paquete para recaudar $11 millones. El impuesto actual sobre cigarrillos es de 59 centavos por paquete y recaudó $ 119,8 millones en el ejercicio fiscal de 2008. El aumento del impuesto al tabaco sin humo recaudaría $ 11 millones al año.
Beebe declaró no tener un desglose de los gastos y del personal para cada programa de salud que quiere financiar con los dos impuestos sobre el tabaco.
Los otros grandes temas en el discurso de Beebe fueron las becas universitarias y una disminución adicional del impuesto a los alimentos.
El gobernador está instando a reducir el impuesto estatal sobre las ventas de alimentos en un 1% adicional al recorte que consiguió el 2007 de 3 centavos. Esto traería como consecuencia una reducción de los ingresos generales del Estado por $30 millones anuales. Como una promesa de su campaña el 2006, Beebe dice que quiere eventualmente eliminar completamente el impuesto estatal sobre las ventas de alimentos del 6%.
Beebe igualmente quiere que se gasten algunos de los $ 300 millones de superávit en el presupuesto general estatal de ingresos, para cosas como arreglar las cárceles y Medicaid, a su discreción, pero no dió detalles.
También quiere reponer los $50 millones para su Fondo de Acción Rápida, que fue aprobado en la Legislatura de 2007, para el desarrollo económico, y los incentivos para atraer nuevas empresas a Arkansas.
Beebe sólo hizo referencia una vez en su discurso, a la aplicación de los fondos de la nueva lotería estatal que fue aprobado por los votantes el 4 de noviembre, para pagar por becas universitarias.
“Tenemos que mejorar nuestro sistema para otorgar becas para que lleguen más estudiantes a la educación superior basándose en las necesidades y méritos de los estudiantes pero igualmente haciéndolas disponibles a estudiantes de colegios comunitarios (colleges).
Sin embargo la propuesta del gobernador tiene detractores especialmente entra las compañías tabacaleras que dicen que el aumento de 56 centavos adicionados al actual impuesto estatal de 59 centavos ya el 38º más alto entre los 50 estados, colocaría el nuevo impuesto acumulado a los cigarrillos de $1.15 en Arkansas, como el 23º más alto entre los 50 estados.
EL PLAN DE SALUD DEL GOBERNADOR

Mike Beebe distribuiría los $88 millones entre los siguientes programas. Los programas suman $ 85,4 millones. El resto, aproximadamente $3 millones pasarían a fondos generales y otros programas.
$ 25 millones - sistema de trauma a través del Departamento de Salud para mejorar y coordinar las salas de emergencia en todo el estado, incluyendo $ 5 millones por una sola vez para comprar desfibriladores y la capacitación de técnicos médicos de emergencia.
$ 15 millones - apoyo a través del Departamento de Salud a los 59 centros de salud comunitarios en todo el estado, incluyendo $ 5 millones para ampliar sus sistemas informáticos.
$ 5 millones - servicios en el hogar y en la comunidad a través del Departamento de Servicios Humanos y aumentar el sueldo para los cuidadores personales muchos de los cuales ganan el salario mínimo.
$ 5 millones - tratamiento del abuso de sustancias para los niños y las mujeres embarazadas a través del Departamento de Servicios Humanos, sirviendo cerca de 3,000 personas, incluidos 2.200 niños.
$ 4 millones – aporte al Departamento de Servicios Humanos para mejorar el equipo de salud de Medicaid para proteger mejor la confidencialidad de los registros de salud, y obtener más información acerca de las necesidades médicas de los niños.
$ 3.8 millones - contratos a través del Departamento de Salud, con la Coalición del Cáncer de Arkansas, para un plan de cáncer, clínicas de beneficencia para el tratamiento de la salud, y otros.
$ 3,6 millones – para ampliar el seguro estatal ARKids First de Medicaid a través del Departamento de Servicios Humanos aumentando el minimo para calificar del 200% del límite federal de pobreza de ingresos a 250%. Esto probablemente aumentará el número de niños de bajos ingresos en tratamiento de 60,000 a 80,000.
$ 3.4 millones - para la Universidad de Arkansas de Ciencias Médicas, para la formación médica en el Área de Educación para Centros de Salud.
$ 3 millones - fondos para el funcionamiento de la facultad de medicina de la Universidad de Arkansas de Ciencias Médicas, en el Noroeste de Arkansas.
$ 3 millones - Mejora de la atención de la salud proporcionada por los estudiantes de enfermería, incluyendo $1 millón para comprar computadoras.
$ 2,7 millones - Puesta en práctica de la atención dental por Medicaid para adultos a través del Departamento de Servicios Humanos.
$ 2,5 millones - Aportación de Medicaid para la detección y el tratamiento del cáncer de seno y de cuello uterino a través del Departamento de de Servicios Humanos.
$ 2 millones - Para ampliar la ARHealthNet programa, creado en 2007, que proporciona seguro de salud para empleados.
$ 1,7 millones - Inmunizaciones a través del Departamento de Salud.
$ 1,5 millones – tratamiento del autismo.
$ 1,2 millones - Vacunación en las escuelas.
$ 1 millón - Dinero para los bancos de alimentos.
$ 1 millón - Para compensar a los distritos escolares por el uso de sus instalaciones para las necesidades de salud de la comunidad.
$ 700,000 - Mejorar el banco de datos de salud en UAMS
$ 300.000 - Para más autopsias de infantes que mueren, para obtener más información sobre la alta tasa de mortalidad en Arkansas.
Igualmente hay que agregar el 6% del impuesto a las ventas. Esto dicen, incentivaría a los fumadores para cruzar la frontera estatal y comprar sus cigarrillos en otros estados colindantes, lo que además conllevaría a la compra de otros artículos en la misma tienda, con lo cual la pérdida de impuestos para Arkansas sería mayor y no se llegaría al monto que Beebe espera recaudar con el alza.
En la actualidad los impuestos estatales a los cigarrillos en los estados vecinos son: Texas $1.41; Oklahoma $1.03; Tennessee $ 0.62; Louisiana $0.36; Mississippi $0.18; y Missouri $0.17.
Además están los impuestos federales a los cigarrillos que también podrían agregar a los 36 centavos actuales, otros 61 centavos si una iniciativa en el Congreso Nacional ya aprobada por los Representantes, es confirmada por el Senado, lo que elevaría el impuesto al paquete de cigarrillos a cerca de $1 mas el 6% del impuesto de Arkansas a la ventas .
Entonces los impuestos a la cajetilla de cigarrillos seria de $2.15 más el 6% a las ventas.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /