Reforma migratoria debe ser prioridad
Por Michel Leidermann
Ya tenemos un nuevo Congreso, el número 111, en donde la mayoría de legisladores son del Partido Demócrata y también un nuevo presidente, el número 44.
Estamos en crisis económica y sin duda es la prioridad para los nuevos gobernantes y posiblemente causará que se olviden de la reforma migratoria.
Sin duda los antiinmigrantes no dejarán pasar la oportunidad para acusar a los inmigrantes como una de las razones por las que estamos en crisis, e inclusive señalarán que se deben proteger los empleos para que sean ocupados por los estadounidenses pues ven a los inmigrantes como competidores.
Líderes latinos reaclaman que la nueva administración debe enfocarse en la reforma migratoria durante sus primeros 100 días. La realidad es que Barack Obama tomó el poder en medio de la severa crisis, con alto desempleo, las guerras en Irak, Afganistán y contra Al Qaeda, y el actual conflicto entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza. El Ejecutivo tendrá muchos más asuntos urgentes que atender y que afectan a los 305 millones de residentes que la reforma migratoria para 12 millones de indocumentados.
Algunos opinan que no se considerará la reforma migratoria sino hasta el 2012. Lo cierto es que Obama ha dicho claramente que él apoya a los indocumentados para que cuenten con un camino hacia la legalidad. La pregunta es ¿cuándo?
Obama debería dar crédito a los senadores McCain y Kennedy, incluyendo en las nuevas discusiones su proyecto de ley presentado en el 2006 ya que éste tomó años de trabajo para ser elaborado. Por eso comenzar de cero no es lógico ni se perdería más tiempo.
Como Presidente, Obama podrá determinar en dónde están sus prioridades y adoptar cambios con una orden ejecutiva. En vez de seguir con las redadas en los lugares de empleo en las que sólo se consigue separar a familias, y en muchos casos se deja a hijos desamparados, sería mejor enfocar los recursos en detectar a los criminales y a las personas que sí son perjudiciales para la sociedad. Tendrá que considerar incorporar a los indocumentados en los planes de reforma del seguro médico y los planes de asistencia a víctimas de embargos inmobiliarios, que afectan de manera desproporcionada a la comunidad latina.
Todo es cuestión de prioridades.
Representantes del presidente, encabezados por el asesor de Obama para temas migratorios y laborales, Danny Sepúlveda, han mantenido reuniones con grupos latinos pero sin dar fechas especificas para una reforma migratoria, asegurando sin embargo que el presidente está en la disposición de cumplir con su oferta de la campaña de impulsar la reforma migratoria en su primer año de gobierno.
También es hora de que organizaciones como LULAC, MALDEF, LA RAZA, Mexicanos Sin Fronteras, la Alianza Nacional de Comunidades de América Latina y el Caribe (NALACC), y sindicatos, entre otras, presionen a los legisladores y delaten públicamente a quienes no apoyan la legalización en vez de tomar posiciones contemplativas.
Las organizaciones latinas decidieron suspender la movilización nacional migratoria del 21 de enero y en su lugar presionar políticamente a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Washington.
Si no hay unión en este esfuerzo, entonces la reforma no será una prioridad en estos cuatro años presidenciales y podría acabar postergado hasta el 2016.
Esperar más allá del 2009 para que se considere la reforma migratoria sería verdaderamente inexcusable para una comunidad que dió su voto masivamente al nuevo presidente.
Edición de esta semana
FESTEJANDO EL CINCO DE MAYO
Por Michel Leidermann
MEXICANOS Y LATINOS CONTINÚAN CELEBRANDO EL TRIUNFO MILITAR DE 1862  Por Michel Leidermann Si bien la Batalla de Puebla del 5 de mayo de 1862, no fue una batalla decisiva en los planes del emperador francés Napoleón III de invadir México, y después a todo Latinoamérica, el triunfo de las fuerzas mexicanas al mando del general Ignacio Zaragoza el 5 de mayo de 1862, fue un estímulo importante que fortaleció la moral de los combatientes y sirvió para consolidar la unidad nacional mexicana. / ver más /
La historia del Cinco de Mayo tiene sus raíces en la Ocupación Francesa de México. Esta tomó forma en la etapa posterior a la Guerra México-Estados Unidos de 1846-48. Con la Ocupación, México entró en un período de crisis nacional por años, no sólo de lucha contra los norteamericanos, sino de Guerra Civil, que dejaron a México devastado y en bancarrota.   / ver más /
Puede resultar ilógico, pero es verdad: “La Batalla de Puebla” o del “Cinco de Mayo” de 1862, es celebrado mayormente en los Estados Unidos y no tanto en México, con fiestas, concursos, mariachi, bailes y otras actividades celebratorias.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Algunos consideran que anunciar una candidatura presidencial en marzo 2019 para la elección en noviembre 2020, es un algo prematuro. Y estarían correctas en denunciar esas campañas excesivamente largas y costosas.   / ver más /