Obama promulga ley ampliando la cobertura de salud para niños pobres
3863A.jpg
El presidente de EEUU, Barack Obama, firmó el miércoles 4 la ley "Programa para el Seguro de Salud Infantil Estatal" (SCHIP) que permitirá ampliar la asistencia sanitaria pública a once millones de niños desfavorecidos.
Obama aseguró que con esta ley se cumple "una de las mayores responsabilidades que tenemos, garantizar la salud y el bienestar de los niños de nuestro país". Esta responsabilidad, agregó, "se vuelve más urgente a medida que nuestra crisis económica se agudiza", pues eso ha hecho que los costes sanitarios se multipliquen y que "millones de familias trabajadoras no puedan permitirse un seguro médico".
La ley que entró en vigor con su firma cubrirá a 4 millones de niños adicionales además de los 7 millones que ya cubría.
Por primera vez, permitirá también que se beneficien los hijos de los inmigrantes legales, de inmediato sibn tener que esperar los 5 años de residencia actuales, un hecho al que aludió Obama.
"Hemos aprobado esta legislación para continuar la cobertura de 7 millones de niños, dar cobertura a 4 millones de niños más que lo necesitan y finalmente levantar la prohibición para que los estados que así lo deseen, den seguro médico a los niños inmigrantes legales".
El presidente, que durante su campaña electoral prometió acometer durante su mandato una profunda reforma del sistema sanitario para permitir que todos los estadounidenses reciban cobertura, subrayó asimismo que la medida suscrita hoy "sólo es el primer paso".
La SCHIP es "un adelanto en mi compromiso de dar cobertura a cada estadounidense. Y sólo es un componente de un esfuerzo mucho más amplio para finalmente llevar nuestro sistema sanitario al siglo XXI" "No será fácil, y no sucederá todo inmediatamente. Pero la ley que he firmado hoy es un primer paso imprescindible", recordó.
La ley, con un costo de $32.000 millones, extiende el programa federal de cobertura durante otros cuatro años y medio y se financiará mediante una subida de los impuestos sobre el tabaco.
La ley aprobada, y que cuenta con el apoyo de los dos partidos, fue vetada dos veces en 2007 por el entonces presidente George W. Bush -desafiando incluso a los republicanos que en su momento la apoyaron- porque, según opinó, la ampliación del programa marcaba una peligrosa intervención del Gobierno en el sector de salud.
En la actualidad, unos 7,4 millones de niños están amparados por el programa "SCHIP", creado en 1997 y que otorga fondos a los gobiernos estatales para que, a su vez, mejoren la cobertura médica de su población de escasos recursos.
El programa beneficia a familias que no son lo suficientemente pobres para recibir subsidios del Gobierno pero tampoco tienen bastante dinero para costearse un plan de salud privado.
Aun con la puesta en vigor del programa, los expertos señalan que unos cinco millones de niños permanecerán sin seguro médico en Estados Unidos.
En Arkansas el "Programa para el Seguro de Salud Infantil Estatal" (SCHIP) se conoce como ARKids First. Actualmente cubre a 70,000 niños y con la nueva ampliación podrá cubrir a 20,000 niños adicionales informó a EL LATINO, Julie Munsell del Departamento de Servicios Humanos de Arkansas (1-888-474-8275).
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /