Ejército de EUA quiere reclutar a más residentes legales
3895A.jpg
El diario The New York Times informó en su edición del domingo 15, que el Ejército de los EUA iniciará un programa piloto para reclutar a inmigrantes legales con visas temporales, ofreciéndoles una oportunidad de convertirse en ciudadanos si están dispuestos a servir de tres a seis años a las fuerzas armadas, y que en un plazo de seis meses a partir de la fecha de reclutamiento, podrían iniciar el trámite de ciudadanía.
Un residente temporal que no ingresa a las fuerzas armadas estadounidenses debe esperar cinco años antes de iniciar el trámite de ciudadanía.
El objetivo serán inmigrantes temporales en EUA con un mínimo de 2 años y que no hayan abandonado el país por más de 90 días seguidos, poseedores de alto nivel educativo, conocimiento de idiomas y aptitudes profesionales.
El programa piloto durará un año en su mayoría para el Ejército, y se iniciará el primer año con mil extranjeros inmigrantes temporales legales que hablen una o más de entre 35 lenguas como árabe, chino, hindi, kurdo, nepalés, pastún, ruso, tamil o igbo, un dialecto usado en Nigeria. Los hablantes de español no son elegibles.
Si el programa tiene éxito, se ampliará a 14 mil por año y a todos los cuerpos de las Fuerzas Armadas.
Las Fuerzas Armadas reclutan regularmente a residentes legales permanentes, los portadores de la 'tarjeta verde', que eventualmente cubren los requisitos para naturalizarse. Pero esta es la primera ocasión en que se ofrece la oferta de ciudadanía directamente a inmigrantes temporales, sin tener que pasar de residencia temporal a permanente como requisito.
Las Fuerzas Armadas continuarán cerradas para los inmigrantes sin documentos, como lo han estado hasta ahora.
De acuerdo con estadísticas del Pentágono citadas por el diario, unos 8 mil residentes legales se unen a las Fuerzas Armadas anualmente. Ahora hay unos 29 mil residentes legales en el ejército.
Regularmente, una persona con residencia puede conseguir la ciudadanía en 5 años, pero si es cónyuge de un ciudadano estadounidense, pueden ser 3 años. Mediante el reclutamiento en el ejército, ambos casos se reducen a entre seis meses y dos años.
El diario informó que los residentes temporales son, en términos generales, más educados que los reclutas regulares estadounidenses, por lo que estableció periodos de servicio según sus habilidades: los expertos en idiomas se reclutarían por cuatro años, mientras que los médicos y enfermeras lo harían por tres años o seis años en las reservas.
Pero si los inmigrantes no terminan su servicio de manera honorable, podrían perder su ciudadanía.
La posibilidad de que los extranjeros residentes permanentes en EUA -con tarjeta verde o green card- se pudieran enrolar en el ejército, existe desde hace muchísimo tiempo.
Pero por primera vez desde la guerra de Vietnam, el ejército ahora embarcado simultáneamente en dos guerras, Irak y Afganistán- abrirá sus puertas a inmigrantes con visas temporarias según información del teniente general Benjamin Freakley, quien encabeza el reclutamiento de voluntarios en el Ejército.
Las cuatro armas (Ejército, Marina de Guerra, Fuerza Aérea e Infantería de Marina) han excedido en los últimos cuatro meses sus metas de reclutamiento.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /