¡A ponerse el cinturón de seguridad en Arkansas!
No llevar puesto el cinturón de seguridad permitirá a la policía se Arkansas parar y multar a los automovilistas. La Cámara de Representantes de Arkansas aprobó una legislación a tal efecto el miércoles 25 y ahora el gobernador Mike Beebe promulgará la ley originada en el proyecto de ley SB 78 presentado por el senador Hank Wilkins IV, D-Pine Bluff.
Sin embargo la ley entrará en vigor 90 días después de que la sesión legislativa termine (estimándose a fines de Marzo) a pesar de la firma de Beebe.
La ley hace que no llevar abrochado el cinturón sea un delito primario, en el sentido de que la policía puede parar a alguien sólo por darse cuenta de la infracción sin necesidad de alguna otra razón. La multa por cada infracción costará $25.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /