Presidente Obama anuncia nueva política de educación pública
3952A.jpg
Aumentar la cantidad de diplomados universitarios y reducir el de estudiantes que abandonan la secundaria sin graduarse son dos de los objetivos del plan educativo que presentó el martes 10 el presidente Barack Obama ante la Cámara de Comercio Hispana de EEUU en Washington, D.C. .
Ni la audiencia ni el asunto se eligieron por casualidad. El Presidente desarrolla un esfuerzo activo por acercarse a la comunidad latina, de creciente importancia en la vida política estadounidense.
Al mismo tiempo, la educación es un asunto de interés crucial para los latinos, cuyos estudiantes, según las estadísticas, figuran sistemáticamente por detrás de sus compañeros de otras etnias en las escuelas.
Tan sólo el 49% de los niños latinos acude a centros de enseñanza preescolar, frente al 60% de los niños no-hispanos.
Cuando llegan a octavo grado, tan sólo el 16% de los alumnos latinos cuenta con un nivel suficiente de lectura, frente al 39% de los estudiantes blancos no hispanos, según los datos de la Encuesta Nacional sobre Progreso Educativo de 2006.
El 22% de los estudiantes latinos no llega a concluir la escuela secundaria, una proporción tres veces mayor que la de sus compañeros blancos. El 47% de los jóvenes latinos no cursa estudios universitarios y apenas el 5% realiza estudios de postgrado, según datos del Centro Hispano Pew.
El presidente, recibido en la Cámara con gritos de "¡Sí se puede!", aseguró que cifras como éstas son insostenibles si Estados Unidos quiere mantener su liderazgo económico.
La iniciativa de Obama busca una mejora de todo el sistema educativo, desde educación preescolar a la universitaria, si bien, al menos por el momento, no prevé la aprobación de nuevas normas educativas nuevas y mantiene la ley Que Ningún Niño Quede Atrás, aprobada por su predecesor, George W. Bush.
Obama busca aumentar el número de cupos preescolares, de modo que los niños comiencen su educación formal con al menos los primeros rudimentos de la escritura y la lectura.
Para las escuelas primarias y secundarias, propone un endurecimiento del estándar de enseñanza y la posible ampliación de los horarios diarios (quedarse hasta más tarde o tomar clase de verano) y la variedad de los cursos lectivos, para poder competir por los empleos con los extranjeros.
"Ya no podemos darnos el lujo de tener un calendario académico creado cuando Estados Unidos era una nación de agricultores que necesitaban a sus hijos para labrar la tierra', dijo Obama. "Ese calendario tuvo sentido en algún momento, pero no ahora, porque nos pone en una desventaja competitiva. Nuestros hijos pasan más de un menos en las aulas que los de Corea del Sur. Esa no es forma de prepararlos para la economía del siglo XXI'.
"A pesar de invertir más recursos en las escuelas que nadie en el mundo, las calificaciones han bajado, las escuelas están maltrechas y la calidad de los maestros ha bajado, y otras naciones nos aventajan', dijo Obama. "En Matemáticas de octavo grado, hemos caído al noveno lugar. Los alumnos de nivel intermedio de Singapur nos aventajan tres a uno. Sólo una tercera parte de nuestros muchachos de 13 y 14 años lee como debe ser'.
Una de sus propuestas más polémicas, a la que se oponen los sindicatos de maestros, es la de conceder incentivos a los maestros que logren mejores resultados de sus alumnos. "Es hora de comenzar a premiar a los buenos maestros y buscar excusas para los malos maestros', dijo el presidente
Los sindicatos alegan que ello fomentará la rivalidad entre los maestros en lugar del trabajo en equipo. Igualmente Obama apoya las Escuelas Chárter, primarias o secundarias que reciben fondos públicos, pero que “contratan” (charter) algunas reglas especiales que no se aplican a otras escuelas públicas a cambio de producir mejores resultados establecidos particularmente para cada escuela.
Los educadores se oponen a este tipo de escuelas porque reciben dinero de los contribuyentes que, de otro modo iría a las escuelas públicas tradicionales.
"Demasiados simpatizantes de mi partido se han resistido a la idea de premiar la excelencia en la enseñanza con bonificaciones extraordinarias, pese a que sabemos que puede representar una diferencia en el aula", declaró Obama al pronunciar su primer discurso importante de su presidencia referido a la educación. "Demasiadas personas del Partido Republicano se han opuesto a las inversiones nuevas en la educación temprana, a pesar de la evidencia convincente sobre su importancia".
El mandatario alegó que la reestructuración de largo alcance en el sistema de educación de Estados Unidos es un imperativo económico que no puede esperar, a pesar de la urgencia de la crisis financiera y otros problemas que requieren atención inmediata.
Obama también quiere reducir el porcentaje de alumnos que abandonan los estudios antes de concluir la educación secundaria.
"Abandonar los estudios de secundaria ha dejado de ser una opción. No cuando nuestra proporción de abandono se ha triplicado en 30 años. No cuando los no graduados ganan la mitad que un diplomado universitario. No cuando los estudiantes latinos abandonan las clases en mayor proporción que cualquier otro grupo", sostuvo.
El presidente también quiere fomentar una mayor proporción de estudiantes universitarios para 2020 y facilitar las ayudas financieras de estudios a los alumnos desfavorecidos.
Obama, que hizo hincapié en que las medidas que proponga deben estar acompañadas, para tener éxito, de la responsabilidad tanto de los padres como de los estudiantes, reconoció que sus medidas no serán siempre populares entre todos. Pese a esas críticas, insistió, es imperativo invertir en el sistema educativo para garantizar la salud económica del país.
"El lugar de Estados Unidos como líder económico global estará en peligro, a menos que hagamos un trabajo mejor que hasta ahora en la educación de nuestros hijos", afirmó el presidente.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /