Católicos se mudan al suroeste país y aumentan los "no religiosos"
La población católica de EUA se ha mudado del noreste al suroeste por la mayor presencia de latinoamericanos en esos estados, mientras que la secular continúa ganando fuerza, según la Encuesta de Identificación Religiosa Estadounidense (ARIS), difundida por el colegio universitario Trinity de Hartford (Connecticut).
El estudio señala también que "gracias a la inmigración de Latinoamérica combinada con la tasa de crecimiento poblacional entre los latinos en EUA, hoy California tiene más católicos que la Nueva Inglaterra".
En ese aspecto de la geografía religiosa de EUA, el estudio revela su transformación desde 1990, además de subrayar que los cambios de religión combinados con inmigración procedente de los países de América Latina han transformado el perfil religioso de algunos estados y regiones.
"Entre 1990 y 2008 el porcentaje de católicos en Nueva Inglaterra se redujo del 50 al 36%, y mientras que en Nueva York ese porcentaje bajó del 44 al 37%, en California aumentó del 29 al 37% y en Texas del 23 al 32% ", revela el estudio.
La encuesta señala que en 2008 había 76% de los estadounidenses que se identificaban como cristianos, frente al 86% de los adultos que así se consideraban en 1990.
En el documento también se señala que las iglesias y denominaciones protestantes han sufrido las "mayores reducciones" de sus miembros, mientras que los cristianos sin denominación específica han aumentado, especialmente desde 2001.
Así, el documento señala que en 2008 era el 34% de los adultos estadounidenses quienes se consideran cristianos "evangélicos" o "vueltos a nacer".
Indica también que "el reto al cristianismo en EUA no proviene de otras religiones sino de un rechazo hacia todas las formas de religión organizada".
"La población de EUA continúa mostrando evidencia de que se está haciendo menos religiosa, pues uno de cada cinco estadounidenses no indicó ninguna preferencia religiosa en 2008", agrega el sondeo.
Precisa asimismo que durante las entrevistas se incluyó la categoría de "ninguna", para determinar que no tenían preferencia religiosa o se consideraban ateos o agnósticos, "continúan aumentando, aunque a una tasa mas lenta que durante la década de los noventa".
Las cifras muestran que ese grupo ha pasado de ser entonces el 8,2% de la población al 14,1% en 2001 y al 15% en 2008.
El documento también indica que los estadounidenses de origen asiático son los que de manera más frecuente dicen no tener una identificación religiosa, comparados con otros grupos étnicos o raciales.
También señala que un indicador de la erosión de la afiliación religiosa en este país es que el 27% de los encuestados respondió que no espera un funeral religioso al morir.
El sondeo fue realizado entre adultos y entre febrero y noviembre de 2008, con 54.461 entrevistas en inglés o español, con un margen de error es de -0,5%.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /