Detenciones de inmigrantes en EUA violan derechos humanos
3991A.jpg
La detención de cientos de miles de inmigrantes cada año en EUA representa una violación a los derechos humanos, dijo Amnistía Internacional en un reporte.
En un día promedio, dijeron grupos de derechos humanos, más de 30.000 inmigrantes se encuentran en recintos de detención. Eso es el triple de la cantidad que estaba bajo custodia hace una década, según el reporte de Amnistía "Jailed Without Justice: Immigration Detention in the USA".
"Estados Unidos ha sido por largo tiempo un país de inmigrantes, y no importa si han estado aquí cinco años o cinco generaciones, sus derechos humanos deben ser respetados", dijo Larry Cox, director de Amnistía Internacional USA.
Amnistía dijo que más de 300.000 personas son detenidas por funcionarios de inmigración de EUA cada año. Entre ellos se incluyen sobrevivientes a la tortura, solicitantes de asilo, víctimas de tráfico humano, residentes permanentes legales y padres de niños con ciudadanía estadounidense.
"El uso de la detención como una herramienta de combate contra la inmigración no autorizada no cumple con la ley internacional sobre derechos humanos", afirma el reporte.
Según Amnistía, decenas de miles de personas languidecen cada año en centros de detención estadounidenses para inmigrantes -entre ellos varios ciudadanos estadounidenses- sin recibir una audiencia para determinar si su detención es legítima.
Amnistía pidió al Gobierno de Estados Unidos que garantice que todos los inmigrantes y personas que buscan asilo en el país y que hayan sido detenidos reciban una pronta audiencia para determinar si su detención es necesaria.
Amnistía dijo que funcionarios estadounidenses aumentaron las detenciones después de los ataques del 11 de septiembre del 2001.
Según el reporte, había cerca de 12 millones de inmigrantes ilegales viviendo en EUA en enero del 2007. Los principales cinco países de origen eran México, El Salvador, Guatemala, las Filipinas y China.
El Departamento de Seguridad Nacional puede detener a personas en la frontera o durante redadas si sospecha que han violado las reglas de inmigración.
Las personas detenidas en la frontera no tienen derecho a una revisión de su detención por un juez de inmigración, dijo Amnistía. Aquellos detenidos dentro de Estados Unidos tienen el derecho a presentarse ante un juez, pero la espera puede ser larga.
Bajo la ley internacional, la detención sólo debería ser utilizada en circunstancias excepcionales, debe ser justificada en cada caso individual y debe ser sometida a una revisión judicial.
Amnistía dijo que muchos de los inmigrantes que son arrestados no pueden ser liberados bajo fianza porque la cifra establecida es demasiado alta como para que ellos la puedan pagar.
El reporte sostiene que ciudadanos estadouni-denses y residentes permanentes legales han sido sometidos incorrectamente a detención obligatoria sin derecho a una audiencia sobre fianza ante un juez y pasaron meses o años encarcelados antes de demostrar que no podían ser deportados.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /