¿Marihuana legalizada en la Universidad de Arkansas?
Una votación de los estudiantes de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, tratando de disminuir las sanciones por el uso de marihuana en el campus universitario, ha generado una guerra de opiniones entre sus estudiantes y su Decano.
La iniciativa estudiantil llevada a votación en abril pasado, exigía la igualdad de las sanciones internas en el campus, asociadas con el uso de marihuana con el de alcohol, y fue aprobada por casi el 67% de los 3,445 estudiantes que votaron de un total de cerca de 19,000 en toda la universidad en Fayetteville.
La única pregunta de la votación era: ¿Está usted de acuerdo que las sanciones de la Universidad por la posesión y uso de marihuana NO debe ser mayor a las impuestas por la Universidad por la posesión y el uso de alcohol, y que la Universidad debería establecer un grupo de trabajo para desarrollar, aplicar y estudio dicha política?
La Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de la Marihuana (NORML) de la Universidad de Arkansas, defendió la votación porque esta no trataba de legalizar el uso de la marihuana y no involucraba todas las demás sanciones disciplinarias o criminales de la universidad. La organización NORML realiza una campaña nacional sobre el uso de marihuana, conocido como SAFER.
Por el contrario, NORML sostiene que el sistema interno de sanciones judiciales en el campus de Fayetteville no reconoce que el alcohol es la droga más peligrosa de las dos. Tal como está ahora, las sanciones por marihuana son aproximadamente dos veces mayores que las por alcohol.
La sanción por una primera “violación menor por uso de alcohol”, incluye asistir a una clase de rehabilitación por uso de drogas y de alcohol, 15 horas de servicios comunitarios y una multa máxima de $100.
La sanción por una primera “violación menor por uso de drogas” (que incluye la marihuana), comprende asistir a una clase de rehabilitación por uso de drogas y alcohol, 50 horas de servicio comunitarios y una multa de $200 y la suspensión de los privilegios de estacionamiento en el campus, por un año.
En una carta enviada a los estudiantes por Daniel Pugh, decano de los estudiantes y vicepreboste de asuntos estudiantiles, dijo que el alcohol es legal y la marihuana es ilegal, y eso hace la gran diferencia entre las sanciones. “Todos los estudiantes saben que es contra la ley que una persona menor de 21 años use o posea alcohol. Los estudiantes también saben que es ilegal que una persona use o posea marihuana”, escribió el decano.
Sin embargo los defensores del uso de la marihuana, sostienen que a diferencia del alcohol, la marihuana no mata a las personas ni alienta la violencia o las agresiones sexuales.
Ahora queda en manos del rector de la universidad, David Gearhart, el resolver el conflicto ya se asea aceptando la opinión de los estudiantes o vetando el resultado de la votación ya que tiene la autoridad legal para hacerlo.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /