Obama eliminará "gastos innecesarios" para otorgar cobertura médica universal
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recortará $313.000 millones de "gastos innecesarios" en programas de salud públicos con el fin de ayudar a dar cobertura médica a los alrededor de 47 millones de personas que no la tienen en la actualidad.
Obama explicó que logrará ahorrar ese monto previsto al "reducir los pagos excesivos" a aseguradoras privadas de Medicare, el programa de salud para personas de la tercera edad. Además, eliminará "todo despilfarro" tanto en ese programa como en Medicaid, que ofrece cobertura médica a personas pobres.
Los dos programas cubren a millones de estadounidenses y cuentan con la participación de miles de médicos, hospitales, residencias de ancianos y otras instituciones, y son financiados por aportes al Seguro Social.
Obama espera que $106.000 millones de los ahorros previstos, provengan de los pagos a hospitales que tratan a personas sin cobertura, ya que su plan ofrecería una cobertura médica universal (para todos) y habría más ingresos.
El Gobierno prevé ahorrar otros $75.000 millones con mejores políticas de precios para los remedios que se suministran a través de Medicare.
Otros $110.000 millones se obtendrían al reducir los aumentos en los pagos a los hospitales y distintos proveedores de servicios médicos al programa Medicare en el plazo de 10 años.
A eso habría que añadir $22.000 millones, que se lograrían con reformas más pequeñas, que buscan reducir el despilfarro, el fraude y el abuso.
Obama insistió en que el "sentido común" guiará sus planes de recortes.
"Si más estadounidenses tienen seguro, podemos reducir los pagos federales que ayudan a los hospitales a brindar tratamiento a pacientes sin seguro médico", indicó.
Añadió además, que "si los fabricantes de medicinas cobran lo que con justicia les corresponde", será posible reducir el gasto del Gobierno en medicamentos recetados.
"Y si los doctores tienen incentivos para proporcionar el mejor servicio de salud, en lugar de más servicios, podemos ayudar a los estadounidenses a evitar hospitalizaciones, tratamientos y exámenes innecesarios que inflan los costos", concluyó.
Ese plan de ahorro, sumado a otras medidas anunciadas anteriormente, permitiría a la Casa Blanca reunir $950.000 millones para realizar la reforma de salud en la próximos 10 años..
Estados Unidos gasta casi un 50% más por persona en cuidados de salud que ningún otro país del mundo, una situación que es imperiosa cambiar.
El objetivo final, según el mandatario estadounidense, es abordar una reforma que "reduzca costos, mejore la calidad y la cobertura y proteja el poder de decisión del consumidor".
Obama quiere que el proyecto de reforma esté listo para octubre, pero afronta la oposición de distintos sectores de la industria médica, así como la de los legisladores que se niegan a crear un plan de cobertura público que compita con el de las aseguradoras privadas. Además, algunos han expresado preocupación por los recortes drásticos en los programas Medicare y Medicaid para financiar las reformas, losque podrían reducir los beneficios que otorgan.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /