Asesinato del periodista mexicano Eliseo Barrón era para intimidar
4189A.jpg
El asesinato del periodista mexicano Eliseo Barrón buscaba intimidar a los reporteros locales para que no informaran sobre las actividades del narcotráfico que lo mató, según la Fiscalía general.
Barrón, de 36 años, reportero desde hacía diez años en La Opinión de Torreón, Coahuila, era especialista en temas policiales y acababa de publicar un artículo sobre la corrupción policial.
Barrón fue secuestrado la noche del 25 de mayo en su domicilio de la localidad norteña de Gómez Palacio, Durango, por un comando de "Los Zetas", de 11 encapuchados, en presencia de su esposa e hijos, y asesinado en un barrio de las afueras. Su cadáver fue hallado al día siguiente en un canal de riego con signos de tortura y cinco balazos.
La región, que comprende la zona fronteriza de los estados de Durango y Coahuila, vive desde hace meses un repunte de la violencia por las pugnas entre los carteles del narcotráfico para controlarla.
Cinco presuntos asesinos de Barrón fueron aprehendidos en un control del Ejército y se les incautaron cuatro armas cortas, un arma larga, dos rifles, una granada, munición varia y pequeñas cantidades de cocaína y marihuana.
Las autoridades determinan ahora su supuesta responsabilidad en diversas otras modalidades de delitos contra la salud, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, asociación delictuosa y delincuencia organizada.
Según los datos de la Federación Internacional de Periodistas, en México han sido asesinados desde el año 2000, a 49 periodistas, cuatro de ellos en lo que va del presente año. Casi la totalidad de estos crímenes permanece impune.
Edición de esta semana
EL CORONAVIRUS, LA DEPRESIÓN Y SU EFECTO EN LA SALUD MENTAL
Por Michel Leidermann
El Latino platicó con el doctor Erick Messias, profesor en el Departamento de Psiquiatría y desde 2017, decano asociado de Asuntos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).   / ver más /
El recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 6.180. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 119 el martes 26, y el gobernador Asa Hutchinson anunció la reapertura de los bares como el siguiente paso en el aflojamiento de las restricciones pandémicas del estado.   / ver más /