LAS ANDANZAS Y OCURRENCIAS DE CHANO HUARACHE (ALIAS “EL CHANCLAS”)
Por Rafael Nuñez
4239A.jpg
[Chano Huarache, alias “El Chanclas”, arribó a Little Rock hace aproximadamente un mes procedente de su querido México, y no fue sino hasta ahora que por fin consiguió acceso a una computadora, por lo cual se decidió a escribir su primera carta por “emilio” (es decir, por “e-mail” o correo electrónico, a su compadre Chon, quien se halla residiendo en North Little Rock), adjuntando a la vez copias para la mayoría de sus familiares en territorio mexicano]
Si usted desea escribirle al Chanclas para informarle de cualquier cosa extraña que esté ocurriendo por su barrio, o sencillamente para “filosofar”, o hacer sugerencias para mejorar esta columna, o críticas a la misma, puede hacerlo por correo electrónico a: el-latino@arktimes.com/ o bien por correo terrestre a: 201 E Markham. Suite 200. Little Rock, Arkansas 72201.

Estimado Compadre Chon:
Le escribo este “emilio” desde Little Rock, Arkansas, para decirle que llegué bien, gracias a Dios, y que todo está suave por acá,… excepto que en la parte de la ciudad donde yo vivo, que se llama algo así como “Mabelvale”, hay muchos robos y hasta asaltos a mano armada. Pero por lo demás, todo bien. Me dicen que la razón por la que nosotros los mexicanos y nuestros primos hermanos los centroamericanos nos hemos convertido en el principal blanco de estos asaltos a mano armada y robos a vivienda, es que los “naturales” de aquí de La Piedrita (es decir, Little Rock) al parecer tienen la creencia de que todos somos ilegales, y que por lo tanto no podemos guardar nuestro dinero en el banco, y que de seguro tenemos nuestras viviendas retacadas de dólares, mismos que, según ellos, guardamos escondidos bajo el colchón de la cama, o en alguna otra parte en el interior de nuestras casas … ¡Bueno fuera, compadre! ¡Háganmela buena, por favor! Con decirle, querido compita, que yo desde que llegue no he trabajado ni un solo día, ya que ahorita el tipo de trabajo que yo mejor hago, que como usted sabe es filosofar, anda muy escaso por acá. Mi tío, don Iracundo Vitriólico Cascarrabias e Irritadolino, quien vive en un barrio cercano denominado “Doyle Springs”, o algo así, me cuenta que por allá también los asaltos a mano armada están a la orden del día (o de la noche), y que sería bueno que la policía de Little Rock vigilara más seguido en ese sector. Cuando le pregunté sobre esto a su hijo, mi primo Huevonciano, éste me dijo que, en efecto, en Doyle Springs (o como se escriba) los robos a casa-habitación y los asaltos a mano armada son muy frecuentes, ya que en ese barrio hay muchas “trailas” (o sea, “trailers”, es decir, casas móviles o casas rodantes), y que ya pa’ cuando llega la policía (15, 20 o hasta 30 minutos), ya los “manotas” (es decir, los amantes de lo ajeno) desde cuando que echaron pies en polvorosa, y ya de ellos ni sus luces. No sé como esté allá en North Little Rock, compadre, donde usted vive, pero acá está de la patada. Mi otro primo, Indolentino, me dice que también en el sector centro de la ciudad, especialmente en los alrededores de la intersección 12th Street (Calle 12) y Woodrow, hay muchos problemas de robos, asaltos, venta de drogas, y violencia en general. ¡Qué Dios nos agarre persignados, compadre! Pero como dice Indolentino: ¡Hay que aguantar vara! … ¡Y sin llorar, campeón! Bueno, es todo por hoy, compita… Ai’ le escribo otro “emilio” la semana entrante. Su Compa Chano “El Chanclas” Huarache
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /