Fuerte caída de inmigración mexicana desde el 2006
4267A.jpg
La migración de mexicanos a EE.UU. ha experimentado una fuerte caída en los tres últimos años según un estudio del Centro Hispánico Pew y titulado "Inmigrantes mexicanos: ¿cuántos vienen? ¿Cuántos se van?", y que también destaca que a pesar de la crisis, los emigrantes no están regresando a México.
El estudio, señaló que a principios del 2009, unos 11,5 millones de personas nacidas en México vivían en EE.UU., básicamente la misma cifra que en el 2008 (11,6 millones) y en el 2007 (11,2 millones).
El estudio considera que los datos no apoyan la hipótesis de que la recesión, que ha tenido un gran impacto en el nivel de empleo de la población latina, se ha traducido en un aumento de las cifras de mexicanos que regresan a su país.
En febrero, un estudio del Centro Pew estimó que en el 2008 la tasa de desempleo de los inmigrantes latinos fue del 8 % frente al 6,6 % del total de la población estadounidense.
Otra revelación del estudio es que los inmigrantes mexicanos suponen el 32 % de toda la emigración que llega a EE.UU. y que la inmensa mayoría de las personas que se van de México tienen como destino su vecino norteamericano.
Pew estima que 1 de cada 10 mexicanos vive en EE.UU. según datos de los censos de México y Estados Unidos.
Sin embargo, el estudio también advierte de las dificultades de medir de forma exacta la emigración mexicana porque entre el 80% y el 85% del total es ilegal. Además, las autoridades estadounidenses no registran a los emigrantes que regresan a su país de origen.
El estudio se basó en los datos de tres fuentes: la Oficina del Censo de EE.UU., la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de México (ENOE) y los informes del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.
La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del gobierno mexicano señala que 433.000 inmigrantes mexicanos regresaron a su país entre febrero del 2008 y febrero del 2009.
Mientras tanto, el flujo de inmigrantes mexicanos a EE.UU. empezó a reducirse a mediados de la presente década, tendencia que se mantuvo a principios del 2009.
Aunque la emigración mexicana a EE.UU. se aceleró a finales de la década de los años 90, los flujos empezaron a reducirse en el 2002 y volvieron a aumentar brevemente en el 2004.
Pero a partir del 2006, la emigración cayó de nuevo, y de forma más aguda, hasta el punto que para el 2008 se había reducido hasta el 40% de la que existía a mediados de la década. La reducción se debió casi en su totalidad a la caída de la inmigración ilegal.
Pew indicó que entre marzo del 2008 y marzo del 2009, alrededor de 175.000 mexicanos llegaron a EE.UU., "la cifra más pequeña durante toda la década y alrededor de la mitad de la media de los dos años previos".
Los datos están reforzados por las capturas de ilegales de la Patrulla Fronteriza que se redujeron un tercio entre el 2006 y el 2008.
En el 2008, los agentes fronterizos capturaron 724.000 personas, el nivel más bajo desde 1973. De esta cifra, más del 90% de los detenidos eran mexicanos.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /