Recesión y medidas policiales causan baja en la inmigración ilegal
4293A.jpg
El número de inmigrantes indocumentados en EE.UU. disminuyó en casi un 14% desde el 2007 debido a la recesión y el aumento en las medidas policiales, según un estudio divulgado por el Centro para Estudios de Inmigración (CIS).
El centro, de corte conservador y que aboga por una reducción en los niveles de todo tipo de inmigración a los EE.UU., atribuyó el descenso de indocumentados al fortalecimiento del combate a la inmigración ilegal y a la recesión económica que comenzó en 2007.
Sin embargo, grupos que abogan por una reforma migratoria, entre ellos el Instituto de Política Migratoria (MIP), han puesto en duda lo sólido del informe porque, entre otras cosas, se basa en datos mensuales del Censo que, por naturaleza, sólamente contienen una pequeña muestra de la población en general.
El informe del CIS dejó en claro su temor de que los esfuerzos del presidente Barack Obama a favor de una reforma migratoria reviertan los logros en el combate a la inmigración ilegal.
"Hay evidencias de que la población ilegal creció en el verano de 2007, mientras el Congreso estaba considerando legalizar inmigrantes ilegales, ante la posibilidad que fuese aprobada, pero cuando la ley no pasó, el número de inmigrantes ilegales cayó drásticamente", indicó el informe.
En concreto, el análisis señaló que hay 1,7 millones de inmigrantes menos que en 2007, cuando se estimaba que había 12,5 millones de extranjeros indocumentados, lo que supone un descenso del 13,7 %.
No obstante, CIS reconoció que es imposible determinar si esa tendencia a la baja continuará, y expresó temor de que la inmigración ilegal se vuelva a disparar si la economía se recupera y "se debilita aún más la aplicación de las leyes".
El informe omite que Obama apoya una reforma migratoria que, además de legalizar a la población indocumentada, incluye el fortalecimiento de la seguridad fronteriza y sanciones para empleadores que a sabiendas contraten a personas "sin papeles".
Para CIS, los resultados de su informe contradicen la idea generalizada de que los indocumentados están "tan anclados" en Estados Unidos que jamás regresarían a sus países de origen.
El grupo considera que el recrudecimiento de las medidas policiales ha surtido efecto ya que las cifras sólo han descendido entre los inmigrantes indocumentados. Según sus cálculos, la llegada de nuevos inmigrantes sin documentos ha descendido en cerca de un tercio en los últimos dos años, en comparación con los números registrados a inicios de esta década.
El grupo criticó algunas de las decisiones del Gobierno de Obama, entre éstas la demora en la aplicación del programa "E-Verify" para que los empleadores verifiquen el estatus migratorio de sus empleados, y la puesta en libertad de inmigrantes indocumentados que han caído en redadas en sitios laborales.
Estas acciones, a juicio de CIS, "indican que el nuevo presidente probablemente reduzca los esfuerzos" policiales contra la población indocumentada.
El Instituto de Política Migratoria, puso en duda las conclusiones de CIS porque, para comenzar, los datos del Censo y de las autoridades mexicanas, no reflejan que se haya detectado un nivel significativo de inmigrantes que regresan a sus países. Si bien la gente no emigra a EE.UU. si no hay trabajos, no hay datos sólidos aún que sugieran que ha habido una emigración significativa hacia sus países de origen. Aunque han aumentado las deportaciones involuntarias de manera significativa, la gente decide irse de EE.UU. principalmente por razones económicas y no tanto por asuntos relacionados con medidas policiales, puntualizó el MIP.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /