Contrapuntos
Por Michel Leidermann
Los privilegiados legisladores
Se sigue discutiendo la reforma de la salud. Los legisladores estarían tratando de llegar a un acuerdo, bastante más limitado de lo que el presidente Obama quería, pero un proyecto de ley cuyas verdaderas consecuencias desconocemos. Es fácil hacer números en el papel, pero la realidad es bastante distinta.
Por lo que se sabe hasta ahora (todo puede cambiar), los médicos tendrán que atender a más pacientes y cobrar menos. Los médicos se creen empresarios privados y quieren hacer negocios como más les guste, y de paso cuidar de la salud de sus clientes, perdón, pacientes. Por ello muchos médicos que llevan años en la profesión y que ya hicieron fortuna, están considerando jubilarse si la reforma de salud termina perjudicándolos económicamente.
En consecuencia, tendremos aún menos médicos para atender a más pacientes. El problema de la falta de atención se incrementará sensiblemente.
Los legisladores fueron elegidos para representar al pueblo, a los electores, no para elevarse a una clase regia superior con todo tipo de privilegios que el pueblo no tiene.
La verdadera prueba de su dedicación al servicio público seria si renuncian al plan de salud especial del que están gozando, y pasan al nuevo plan de salud que ellos mismos están creando con la reforma.
De ser ese el caso, no cabe duda que los legisladores prestarían más atención a como funcionaría la reforma y cuanto costaría, pues los afectaría a ellos por igual. Por ahora ellos son privilegiados: votan para aumentarse sus propios sueldos y se benefician con planes de salud y de jubilacion especiales financiados 72% por el resto de los contribuyentes.
¡Igualdad para todos, hasta en el cuidado de la salud!
La 1.018 páginas del proyecto de ley de reforma actualmente en el Congreso, deben ser analizadas cuidadosamente, y su costo detallado diligentemente. El sistema de salud, así como está, gasta el 16% del presupuesto nacional. Si no se hacen cambios podría llegar a costar 20% del presupuesto nacional. Los estadounidenses pagan más que en muchos otros países con medicina socializada, pero donde la atención demora días, semanas y hasta meses, y a veces llega demasiado tarde.
¿Qué tipo de cambios necesitamos verdaderamente?

n Voto secreto en peligro
Cuando se pensaba que el voto secreto estaba a salvo para las elecciones por la sindicalización en los lugares de trabajo, los dirigentes han vuelto con un "compromiso" que no cambia demasiado su propuesta original de sustituir la votación secreta con tarjetas de inscripción que pueden ser llenadas por los trabajadores o en su lugar por los organizadores sindicales, que entonces sólo tienen que “conseguir” la firma de los trabajadores.
Afortunadamente, la propuesta de la tarjeta no fue apoyada por muchos legisladores. La opinión pública igualmente llegó en defensa de la votación secreta cuando estaba a punto de ser suprimida.
El valor social y de justicia laboral de los sindicatos ha mermado con los años, a medida que las leyes de mejor y más justo trato a los trabajadores se han aprobado y poniendo en efecto.
Las exigencias de algunos sindicatos demandando más beneficios con amenazas de huelga, han sido nefastos en algunas industrias (véase el caso de General Motors), además de que los dirigentes reciben grandes sueldos y beneficios pagados con las cuotas de los trabajadores.
Pero lo que más sorprende es la osadía de pedir la eliminación del voto secreto, uno de los pilares de nuestra democracia. En cualquier tipo de elección, el voto secreto es un derecho que no podemos abdicar por ninguna razón.
Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /