¿Obama cuesta abajo?
Pareciera que el enamoramiento con el recientemente electo presidente Barack Obama duró menos de 8 meses. Ha desaparecido el toque mágico que Obama demostró durante la campaña presidencial. Ahora el candidato es un presidente enfrentado a problemas reales y no sólo a promesas y a trabas políticas que su llegada a la Casa Blanca no ha logrado eliminar.
En su inicio Obama manejó un plan para salir de la crisis económica, propuso una fecha para dejar la guerra en Irak y alivió las restricciones a los viajes y el envío de dinero a Cuba.
Pero las cosas se le complicaron cuando lanzó la reforma al carísimo e injusto sistema de cuidados de salud, del cual 46 millones de personas no participan.
Si alguien sin seguro necesita cuidados, tiene 3 opciones: ir a una sala de emergencia, irse a la bancarrota pagando de su bolsillo, o morirse esperando. EEUU es el único país desarrollado que no ofrece cobertura médica a todos sus residentes.
Para tratar de sacar adelante la reforma, Obama se enfrenta a las aseguradoras, a las farmacéuticas, a los profesionales que dan los cuidados, y a las personas que tiene actualmente un seguro y que temen que algún cambio termine perjudicándolos. Su popularidad cayó del 76 % en febrero, según una encuesta de CNN, al 53 % en Agosto.
Igualmente resulta trágico que Obama, que tanto defendió a los latinos durante su campaña, haya decidido no incluir a los indocumentados en su plan de salud, “ilegales” como los llamó en su discurso. Por ello se justificaría también que los inmigrantes están decepcionados con Obama. El 67 % de los latinos votó por él, en parte por su promesa de aprobar una reforma inmigratoria en su primer año de gobierno. Y como van las cosas esa promesa se ve cada vez más lejana.
El congresista republicano Joe Wilson, de Carolina del Sur, le gritó “¡miente!' después que el presidente asegurara que los inmigrantes ``ilegales' no serían cubiertos en su plan de salud. (Wilson luego se disculpó y Obama aceptó la disculpa). Pero ese ataque verbal podría ser un anticipo de lo que vendrá en el Congreso cuando se discuta la reforma migratoria.
Es muy triste que Obama, que tanto defendió a los latinos durante su campaña, haya decidido no incluir a los indocumentados en su plan de salud. Obama quiere dejar la cuestión migratoria fuera del debate sobre salud que afectaría a los 305 millones de residentes y no sólo a los 12 millones de indocumentados.
Sin embargo, Obama sigue adelante ``No llegamos acá sólo a resolver la crisis', dijo en su discurso en el Congreso. ``Vinimos para construir un nuevo futuro'.
A pesar de su entusiasmo, todavía no está claro si tiene los votos necesarios en el Congreso para sacar la reforma que el prometió en campaña.
Obama llegó a la Casa Blanca con un capital político inigualable, rompiendo barreras raciales y con un mensaje: cambio. Pero el poder desgasta. Incluso a los que hacen historia y a los bien intencionados.

Escuchen al presidente
Obama se dirigió a los estudiantes del país pidiéndoles más esfuerzo y dedicación, porque la educación abre las puertas a un futuro mejor. Sin importar el color político de padres y maestros, un mensaje del presidente es un evento importante y merecía ser atendido por todos, sin excepción. Después podían discutirse sus méritos y falencias.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /