CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann
Reforma sola, no arregla mucho
Si consideramos que el cuidado de la salud es un derecho de todos y que afecta al país también como un todo, entonces el extenderlo para cubrir a todos los pobladores de los EEUU debiera ser considerado como un servicio general.
Con o sin reforma de salud, los dos problemas del actual sistema y que deberían resolverse primero, son su alto costo y la mala salud de los norteamericanos. El sistema, reformado o no, no cambiará los hábitos ni las ofensas. Es la gente la que debe cambiar.
El alto costo depende de muchas cosas: no todos los pobladores (unos 46 millones) tienen y pagan por un seguro de modo que los gastos son pagados entre menos; las compañías de seguros son empresas para obtener ganancias pero debieran restringirse para abaratar todo el sistema; y combatir el fraude como si fueran actos criminales contra del pueblo (billones anuales a Medicare y Medicaid).
El otro problema es que los norteamericanos no cuidan su salud: demasiada comida chatarra y refrescos con mucho azúcar, falta de ejercicio, fuman, usan drogas ilícitas (el mayor consumidor del mundo); y se hartan con medicinas porque creen en sus beneficios promocionados por televisión y revistas. Todo esto causa más diabetes tipo II, enfermedades del corazón, derrames cerebrales, etc., y las compañías de seguros no pueden arreglar esto. (no estamos hablando de enfermedades catastróficas de origen genético).
Así pues, la reforma por sí sóla no solucionará el problema. Al contrario creo que será peor pues la gente al saberse cubierta, continuará sin hacer su esfuerzo personal por mejorar su propia salud y se la endosará a los médicos.

¡Ojo con la publicidad!

Me gusta ver televisión, especialmente las noticias, y las veo también por los canales latinos y europeos, para tener una perspectiva diferente e internacional. Los programas de la mañana son demasiada cháchara, hablan que hablan de cosas sin mayor importancia y que la gente no tiempo para prestar atención. Pero lo que si me llama la atención, es que los animadores latinos siempre están a los gritos. ¿Será que no hay suficientes micrófonos en Univisión, Galavisión, etc.? ¿Y qué me dicen de las telenovelas? Tanto que se habla del talento de los actores latinos, pero la verdad es que hay mucha diferencia en la calidad de la actuación entre los gringos y los programas en español.
Ahora también está la moda de que los avisos televisivos de tiendas y negocios, son con la participación de los hijos de los dueños, todos chicos sin gracia y con voces estridentes. Yo no voy a instalar un techo nuevo en mi casa si quien me está tratando de convencer es un muchachito de 10 años. ¿Qué sabe él de techos?
Otros, con el afán de ahorrarse los dólares de una agencia de publicidad, preparan los anuncios ellos mismos. Un chiste. Una publicidad de un bufete de abogados dice “las compañías aseguradoras están para ganar dinero, nosotros defenderemos sus derechos. ¿Conocen alguna empresa que no esté para ganar dinero?
Y otro bufete de abogados afirma que “Peso más Velocidad equivale a Fuerza” para ejemplificar su capacidad defensora. La verdad es que “Masa multiplicada por Aceleración equivale a Fuerza”. Yo no usaría a estos abogados que no saben de lo que hablan.
Y por último. ¿Se han dado cuenta que en los canales de televisión latinos la publicidad pareciera ser el doble de larga que en los canales gringos? ¿Será más larga o sólo más aburrida?
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /