Campaña para la reforma migratoria PRO-América en Arkansas
4616A.jpg
• Favorece una reforma que proteja a los Estados Unidos y defienda los derechos de los inmigrantes

• Participaron 60,000 en llamada nacional
para la Reforma Migratoria

• Sólo la solidaridad de todos logrará
que la reforma se apruebe

El pasado miércoles 18 de noviembre, miles de familias, amigos, vecinos y activistas se reunieron en todo el país para una conferencia pública telefónica para impulsar la reforma migratoria en el 2010. Más de 60,000 personas de 45 estados de la Unión reunidos en 1,009 grupos en casas, escuelas y negocios, participaron de la llamada
Esta teleconferencia se llevó a cabo a continuación de los comentarios de la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, quien indicó que la Casa Blanca está lista para impulsar la reforma migratoria integral en el 2010.
La Campaña Reforma Migratoria PRO América convocó esta teleconferencia nacional con los Congresistas Luis Gutiérrez (D-IL), Raúl Grijalva (D-AZ) y Nydia Velázquez (D-NY), para discutir los lineamientos de la legislación de la reforma migratoria que el Congresista Gutiérrez está preparando para introducir oficialmente en el Congreso Nacional y para tener un diálogo sobre la reforma directamente con las familias y las comunidades.
En Arkansas hubo 529 personas que participaronn reunidos en 24 grupos. En Little Rock la llamada principal se realizó en la Escuela Bill Clinton de Servicio Público con una animada concurrencia y además contó con la participación de Kim Propeack, Directora regional para el Suroeste, y de José Gómez, Director para Arkansas, ambos de la campaña nacional Reforma Migratoria Pro América.
La campaña nacional Reforma Migratoria Pro América es una coalición de más de 600 grupos y entidades que representan diversos sectores que han unido fuerzas para lograr legisle una reforma migratoria integral. Se trata de grupos religiosos, laborales, sindicales, progresistas, empresariales y organizaciones pro inmigrantes.
Es muy importante que el público participe activamente en la campaña. Para hacerlo se recomiendan dos pasos vitales:
1) A nivel nacional, enviar un mensaje de texto con la palabra JUSTICIA a través del teléfono celular al número 69866. Después conteste el primer mensaje con su código postal y correo electrónico para recibir actualizaciones aproximadamente cada dos semanas; y
2) En Arkansas llamar y dejar mensajes a los legisladores del Estado, para que voten a favor de la reforma de inmigración cuando esta sea discutida en el Congreso: senador Mark Pryor 501-324-6336; senadora Blanche Lincoln 501-375-2993; y congresista Vic Snyder 501-324-5941.
La Campaña Reforma Migratoria PRO-América es una iniciativa nacional que combina los esfuerzos de individuos y organizaciones comunitarias para luchar por una reforma migratoria integral viable.
La campaña ha creado una red de personas y grupos de todo el país (activistas, líderes religiosos, sindicales, empresariales, laborales, grupos comunitarios de derechos civiles, de derechos humanos y de ayuda a los inmigrantes.) que estén listas para trabajar y obtener los votos requeridos en la Cámara de Representantes y en el Senado, y la firma del Presidente.
La Campaña incluye a inmigrantes y a ciudadanos estadounidenses trabajando hombro con hombro para lograr mejores salarios, mejores condiciones y mayores protecciones laborales que garanticen que todos se apeguen a las mismas reglas, así como dificultar que los empleadores inescrupulosos se aprovechen de los inmigrantes, para que las personas respeten el proceso de inmigración y para que el proceso también respete a la gente.
En su forma actual, el sistema de inmigración de EEUU no funciona. Repararlo plantea un enorme reto pero es necesario tomar prontas medidas y luchar por soluciones prácticas que beneficien a todos y que reestablezcan el estado de derecho, allanen el camino a la ciudadanía, permitan la unidad familiar, y ofrezcan un trato justo para los trabajadores.
Las redadas aleatorias en lugares de trabajo y vecindarios, y algunos policías deshonestos (a todos los niveles) atemorizan a los trabajadores inmigrantes y dividen familias sin que ello resulte en mayor seguridad, y sin resolver los verdaderos problemas del sistema de inmigración.
Leyes obsoletas obligan a muchas familias estadounidenses a permanecer separadas durante años y, en algunos casos, durante décadas por los retrasos y obstáculos del sistema migratorio. Estas leyes son prácticamente imposibles de implementar, lo que conduce a buena parte de los inmigrantes a la clandestinidad y a que pocos recurran a los canales legales adecuados para poder trabajar en este país.
Los trabajadores estadounidenses se ven perjudicados si hay un amplio grupo de trabajadores indocumentados a quienes los empleadores explotan fácilmente.
En consecuencia, cada año cientos de miles de inmigrantes son detenidos, muchos de ellos deportados, muchas personas se ven forzadas a arriesgar sus vidas al no poder ingresar legalmente a Estados Unidos; algunos mueren en el desierto y otros en los centros de detención a causa de las terribles condiciones en las que se encuentran por negligencia de parte de las autoridades.
La propuesta de reforma que apoya Campaña Reforma Migratoria PRO-América, incluye los siguientes puntos:
• La reforma migratoria debe promover oportunidades económicas..
Debemos renovar nuestro compromiso de ayudar a los estadounidenses de bajos ingresos a mejorar sus perspectivas laborales y a ascender económicamente para hacer realidad el Sueño Americano.
• La reforma migratoria debe ser integral.
No resolveremos los problemas actuales si no abordamos el asunto de manera amplia.
• Una reforma a largo plazo requiere soluciones a largo plazo.
Los factores que determinan las tendencias migratorias no son sólo nacionales. El problema trasciende nuestras fronteras. Por lo tanto, es importarte analizar cómo debemos abordar nuestra relación con otras naciones.
Un paquete de reformas que funcione debe incluir lo siguiente:
• Un enfoque racional y humanitario hacia la población indocumentada.
Debemos atender a los más de 12 millones de indocumentados que viven en este país y crear un riguroso proceso de registro que conduzca hacia la legalización, la residencia permanente y eventualmente a la ciudadanía.
• Proteger a los trabajadores estadounidenses e inmigrantes.
La reforma de inmigración es otro componente de la lucha para lograr la verdadera seguridad económica contribuyendo así a una agenda compartida de prosperidad que mantenga y mejore los salarios y las condiciones laborales en Estados Unidos y otros países. Debemos proteger los derechos de todos los trabajadores, independientemente de dónde nacieron. Asimismo, todo sistema de verificación laboral deberá determinar de manera precisa y eficiente si los trabajadores disponen de permiso de trabajo al tiempo que se protege a los empleados y a los empleadores que obran de manera responsable.
• Adjudicar suficientes visados a fin de cerrar los canales ilegales de inmigración.
Una de las grandes fallas de nuestro sistema actual es que el Congreso determina de manera arbitraria el nivel de inmigración legal, como resultado de un acuerdo político. La adjudicación de visados de trabajo debe despolitizarse y ponerse en manos de una comisión independiente que evalúe la escasez de mano de obra y determine la cifra y las características de trabajadores extranjeros que podrán obtener un permiso de trabajo con la autorización del Congreso.
• Aumentar la seguridad y la protección de nuestro país.
Es necesario contar con una estrategia de seguridad sensata para garantizar la seguridad del país, proteger el debido proceso de ley y los derechos humanos, usar de manera más eficiente las herramientas y políticas públicas disponibles. Dicha estrategia daría prioridad a las medidas policiales necesarias que aborden las verdaderas amenazas y se concentren en terroristas, individuos violentos, empleadores sin escrúpulos, traficantes de drogas y aquellos que podrían aprovecharse del sistema de inmigración para dañar a la nación.
• Establecer una política fronteriza estratégica que refleje los valores estadounidenses.
Una estrategia que otorgue prioridad a la seguridad y la protección de las comunidades fronterizas de los narcotraficantes, terroristas y demás y que al mismo tiempo consulte a dichas comunidades, es la mejor manera de garantizar que nuestras políticas fronterizas garanticen nuestra seguridad nacional al tiempo que encuentren un equilibrio entre el cumplimiento de la ley, el desarrollo económico, y los derechos humanos y civiles.
• Mantener la unidad familiar.
Hay que reformar nuestros anticuados canales de inmigración que han mantenido separadas a las familias durante decenios, y hay que reestablecer nuestra promesa de fomentar la unidad familiar, tanto de familiares que esperan por años en el extranjero para poder ingresar legalmente al país, y de padres indocumentados que son deportados y separados de sus hijos nacidos acá y que son ciudadanos estadounidenses.
• Fomentar la integración de los inmigrantes.
El gobierno federal debe ayudar a los nuevos inmigrantes a aprender nuestro idioma y nuestras leyes, garantizar igualdad de oportunidades para que participen en programas y servicios, y apoyar los esfuerzos de los gobiernos locales y estatales de ayudar a la integración de estos nuevos estadounidenses.
• Proteger los derechos fundamentales de todos.
El Congreso debe reestablecer las libertades civiles básicas y la protección constitucional para todos, así como renovar el compromiso con los valores estadounidenses fundamentales de equidad y justicia.
Si apoya esta reforma migratoria, únete a este esfuerzo. Queremos atraer a quienes deseen una solución con sentido común para nuestro dañado sistema de inmigración, que refuerce la igualdad de oportunidades y el estado de derecho, que trate con respeto y dignidad a las familias inmigrantes trabajadoras, y que permita que todas las comunidades y familias en Estados Unidos avancen juntas.
Para más información y participación contacta a: José Gómez, Reforma Migratoria Pro-América, Director para Arkansas, 479.877.9581. jgomez@reformimmigrationforamerica.org, o www.reformamigratoriaproamerica.org/
Edición de esta semana
GRAN ÉXITO DEL POPULAR “TIANGUIS” 2018 ORGANIZADO POR “EL ZÓCALO” 
El pasado sábado 12 de mayo, El Zócalo Centro de Recursos para Inmigrantes, organizó su segundo Tianguis festivo y entretenido para recaudar fondos para la institución. El evento con nutrida concurrencia, se realizó al aire libre en el Jardín Bernice (#1401 Main St., Little Rock), de 6 a 9 PM, con la venta de platillos típicos como tacos, tamales, elotes y quesadillas, además de artesanías y bordados.   / ver más /
La Organización de Mujeres Hispanas de Arkansas (HWOA), anunció que 26 estudiantes latinos recibirán sus becas este año. La meta de HWOA es aumentar el número de estudiantes latinos que se inscriben y gradúan de instituciones de educación superior o escuelas técnicas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Hay una mancha sobre las enfermedades mentales que está causando mucho más daño que la propia enfermedad. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), una de cada dos personas en EE.UU. sufrirá de depresión, trastornos de ansiedad u otra enfermedad mental grave en algún momento de su vida.   / ver más /