La fina estampa de Chano Huarache
4622A.jpg
Mis cada vez menos lectores (empecé con cinco, y actualmente ya sólo me quedan dos) me contactaron para pedirme que hablase un poco sobre el cambio de temporada y temperatura aquí en Little Rock, ya que por estos días --fines de octubre y principios de noviembre-- de repente hemos tenido un clima muy agradable: soleados, pero sin calor ni frío durante el día, o sea, días realmente placenteros (casi perfectos, diría yo) y ya por la noche con temperaturas frescas y hasta un poco frías.
¡Qué lejanos parecen ahora aquellos tremendos, casi insoportables calorones de junio, julio y agosto próximos pasados, cuando yo y mi compadre Chon nos la pasábamos a sude y sude todo el santo día! … Y hasta de noche, ya que la traila donde vivimos (ubicada entre las calles Stanton y la Doyle Springs, en el sector suroeste de la suidá) no tiene aire acondicionado, y por lo tanto durante el verano sí dormíamos un poco,… pero eso sí, sudando a chorros.
Durante las últimas semanas mi primo Astatracio varias veces ha pasado en su carro a recogerme a mi jacal los fines de semana, dizque para llevarme a lo que él llama “retiros fuera de la suidá para disfrutar de la naturaleza”. Y como Arkansas es “el estado natural”, pues qué mejor lugar para comulgar con los hermosísimos parajes naturales de esta tierra bendecida por Dios con numerosos prodigios naturales: ríos, arroyos, montañas y lagos, una gran pesca y abundante caza.
Desgraciadamente para Astatracio estos “retiros naturales” únicamente significan tomar mucha cerveza en algún paraje fuera de lo que él llama la “suidá”, y no, como es su diaria costumbre, tomar mucha cerveza dentro de los límites de la suidá.
Pero una cosa sí tengo que admitir: el borrachales de mi primo sí que conoce bastantes bonitos parques y parajes naturales ubicados a los alrededores de Little Rock.
Un lugar en particular que me llamó muchísimo la atención fue el que se llama Wildwood Park, ubicado en los linderos de la zona de Chenal, sobre una carretera lateral denominada Denny Road, misma que sale de la Old Kanis Road, en el extremo poniente del sector denominado West Little Rock.
¡Qué lugar tan hermoso es ese! Y especialmente en esta época del año, cuando las hojas están cambiando de color y los días parecen hechizados de embeleso y calma. Dicho parque tiene hermosos arroyos, parajes incomparables, un lago (con varios cisnes, por cierto), y hasta una caída de agua, sin mencionar que también ahí está el teatro donde tiene sus funciones la Ópera de Little Rock.
Estar en Wildwood Park (aunque fuese con el borrachotote de mi primo Astatracio) me sacó lo poeta. Bueno, me puse tan romántico así que hasta recordé --y me puse a cantar-- la vieja canción aquella cuya letra reza: “Es otoño / los amantes ya se fueron. / Las hojas de los árboles cubren el campo, / sus voces amorosas ya no se escuchan, / el verano ya se fue. / Mi amor de verano, / mi primer amor, / amor de estudiante / ya se terminó. / Vendrán otros veranos, / vendrán otros amores, / pero siempre en mi ser vivirá / mi amor de verano, / mi primer amor. / Mi amor de verano, / mi primer amor, / amor de estudiante / ya se terminó. / Vendrán otros veranos, / vendrán otros amores, / pero siempre en mi ser vivirá / mi amor de verano, / mi primer amor, / mi amor de verano, / mi primer amor”.
¡Qué tiempos aquellos, don Teofilito! ¡Y no li’aunque que nazcan chatos, nomás conque resollen bien!
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /