Deportan a 1.900 con nuevo programa de cooperación con policía
4626A.jpg
Estados Unidos ha deportado a 1.900 personas en un año gracias a un nuevo programa por el cual la policía local comprueba si los arrestados son extranjeros, según anunció el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
El proyecto, conocido como "Comunidades Seguras", es parte de una iniciativa mayor de cooperación de la policía local con las autoridades migratorias que preocupa a las organizaciones latinas, porque a su juicio da lugar a abusos y discriminación.
Desde octubre de 2008 los departamentos de policía que participan en el proyecto cotejan las huellas dactilares de todos los detenidos en una base de datos del departamento de inmigración. Eso ha permitido la identificación de más de 110.000 extranjeros -algunos indocumentados y otros con documentos legales-, de los cuales 11.000 habían sido detenidos por delitos graves, como asesinato, violación o secuestro.
De ese grupo de sospechosos peligrosos, hasta ahora 1.900 han sido repatriados y "la gran mayoría del resto" está en proceso de deportación, según la Secretaria de Inmigración y Aduanas (ICE).
La ley permite expulsar a inmigrantes legales tras ser condenados por ciertos tipos de delitos, aunque en gran parte la medida está sujeta al arbitrio del juez, según dicen las organizaciones latinas. Los trabajadores indocumentados pueden ser deportados una vez que sean identificados con su arresto, tanto si son condenados por un crimen como si no.
Eso abre las puertas al abuso, pues la policía puede detener a personas con pinta de inmigrante por delitos menores, como infracciones de tráfico, con el verdadero objetivo de comprobar su estatus migratorio. "Comunidades Seguras" también viola el derecho constitucional de una persona a ser considerada inocente hasta que se pruebe lo contrario.
El gobierno también cuentan con el llamado "Programa de Criminales Extranjeros" (CAP), por el cual los guardias de las cárceles avisan a los agentes de inmigración si creen que alguno de los presos es indocumentado, para su posible expulsión del país.
Estos proyectos fomentan la cooperación entre la policía local y las autoridades de inmigración, una tendencia iniciada por el gobierno republicano de George W. Bush y continuada por el demócrata Barack Obama.
"Comunidades Seguras" funciona en 95 jurisdicciones, a las que se añadirá la ciudad de Washington en las próximas semanas, y la meta de la administración es cubrir cuantas más áreas metropolitanas sea posible. Para 2013 se pretende que todos los departamentos de policía del país participen en el proyecto, si el Congreso mantiene los fondos.
Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /