Sobreestimaron ‘interés por voto mexicano’ en el exterior
465A.jpg
El interés por votar de los mexicanos en el exterior fue sobreestimado, ya que de los 4.2 millones de posibles votantes que se estimaba votarían, sólo cerca de dos mil han mostrado intención de hacerlo al tramitar su registro en el padrón electoral, dijeron investigadores del Colegio de la Frontera Norte (El Colef).
La capacidad de convocatoria de las organizaciones que durante muchos años lucharon por el ejercicio del voto en el extranjero, no es la que se creía, y resultó menor a lo que prometieron cuando demandaron ese derecho político, cuando decían que ese era el deseo de la mayoría de los mexicanos radicados en el exterior, señaló Jorge Santibáñez, presidente de El Colef, en un artículo titulado La apatía de los migrantes por votar, publicado en la gaceta electrónica El Correo Fronterizo de esta institución académica.
"Los números hasta ahora alcanzados parecen apoyar esta hipótesis", escribe Santibáñez. "Las dos mil solicitudes presentadas implicarían algo así como que, en promedio, cada organización, movilizó a 10 migrantes mexicanos".
Una de las explicaciones que Santibáñez comenta respecto al desinterés por votar que hasta el momento han mostrado los mexicanos radicados fuera de su país, principalmente en Estados Unidos, donde está la gran mayoría, es la ausencia de campañas políticas fuera de México y los mecanismos aprobados para emitir el voto.
El sistema electoral mexicano, justifica Santibáñez, no fue diseñado para propiciar la participación, sino para evitar el fraude electoral.
No toda la responsabilidad es de las organizaciones de mexicanos en el exterior, opina este académico, ya que una enorme responsabilidad en el lado mexicano, ya los medios de comunicación, los partidos políticos, el Instituto Federal Electoral (IFE) y todos los involucrados en este asunto, asumieron la hipótesis de que había interés por el voto sin verificarla.
"A partir del evidente desinterés de los migrantes por participar en las elecciones mexicanas, por lo menos deberíamos plantearnos como hipótesis precisamente eso, que simple y sencillamente no les interesa y si este ejercicio sirve al menos para saber por qué no les interesa y en consecuencia poder abordar la pregunta de entonces ¿qué les interesa?, sin duda habremos dado un paso importante, quizá no en el tema electoral, pero sí en el tema migratorio", propone Santibáñez.
De 4.2 millones de mexicanos en el exterior que se estimaba participarían en la elección del próximo año, al 19 de noviembre sólo 1,735 habían pedido su registro al padrón electoral, de ellos 1,250 en Estados Unidos, según datos citados en el artículo.
"Lo que nos están indicando las cifras es que realmente a ese universo no le interesa votar en un país que hace relativamente poco los orilló a salir en busca de mejores condiciones de vida", dice Víctor Alejandro Espinoza, investigador de asuntos migratorios de El Colef.
"Quienes cuentan con credencial son aquellos que hasta hace poco tiempo vivían en México y han decidido emigrar. Significa que sus condiciones actuales y su estado de ánimo no son los apropiados como para desear participar en la elección del Presidente de un país que los ha maltratado. Quienes desean participar en cuestiones políticas, paradójicamente, son los mexicanos de primera generación; aquellos que partieron hace mucho: los más viejos. Los de segunda y tercera generación son poco proclives a interesarse por la vida política de un país hasta cierto punto ajeno", señala Espinoza.
El Colegio de la Frontera Norte es una institución de investigación científica y de educación superior, ubicada en Tijuana, especializada en el estudio de la problemática de la región fronteriza de México con Estados Unidos.
Según Espinoza, uno de los problemas que se están presentando en el registro de votantes es que muchos de los que viven en Estados Unidos no están enviando sus solicitudes de inscripción al padrón por correo certificado, lo cual invalida el procedimiento y no son registrados.
"Se trata de un porcentaje de alrededor del 20% de las solicitudes recibidas. El sobre certificado tiene un costo aproximado de ocho a nueve dólares, y considero que esta es la razón por la que algunos paisanos la envíen por correo normal, pero también el costo ahuyenta a los potenciales interesados".
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /