Sobreestimaron ‘interés por voto mexicano’ en el exterior
465A.jpg
El interés por votar de los mexicanos en el exterior fue sobreestimado, ya que de los 4.2 millones de posibles votantes que se estimaba votarían, sólo cerca de dos mil han mostrado intención de hacerlo al tramitar su registro en el padrón electoral, dijeron investigadores del Colegio de la Frontera Norte (El Colef).
La capacidad de convocatoria de las organizaciones que durante muchos años lucharon por el ejercicio del voto en el extranjero, no es la que se creía, y resultó menor a lo que prometieron cuando demandaron ese derecho político, cuando decían que ese era el deseo de la mayoría de los mexicanos radicados en el exterior, señaló Jorge Santibáñez, presidente de El Colef, en un artículo titulado La apatía de los migrantes por votar, publicado en la gaceta electrónica El Correo Fronterizo de esta institución académica.
"Los números hasta ahora alcanzados parecen apoyar esta hipótesis", escribe Santibáñez. "Las dos mil solicitudes presentadas implicarían algo así como que, en promedio, cada organización, movilizó a 10 migrantes mexicanos".
Una de las explicaciones que Santibáñez comenta respecto al desinterés por votar que hasta el momento han mostrado los mexicanos radicados fuera de su país, principalmente en Estados Unidos, donde está la gran mayoría, es la ausencia de campañas políticas fuera de México y los mecanismos aprobados para emitir el voto.
El sistema electoral mexicano, justifica Santibáñez, no fue diseñado para propiciar la participación, sino para evitar el fraude electoral.
No toda la responsabilidad es de las organizaciones de mexicanos en el exterior, opina este académico, ya que una enorme responsabilidad en el lado mexicano, ya los medios de comunicación, los partidos políticos, el Instituto Federal Electoral (IFE) y todos los involucrados en este asunto, asumieron la hipótesis de que había interés por el voto sin verificarla.
"A partir del evidente desinterés de los migrantes por participar en las elecciones mexicanas, por lo menos deberíamos plantearnos como hipótesis precisamente eso, que simple y sencillamente no les interesa y si este ejercicio sirve al menos para saber por qué no les interesa y en consecuencia poder abordar la pregunta de entonces ¿qué les interesa?, sin duda habremos dado un paso importante, quizá no en el tema electoral, pero sí en el tema migratorio", propone Santibáñez.
De 4.2 millones de mexicanos en el exterior que se estimaba participarían en la elección del próximo año, al 19 de noviembre sólo 1,735 habían pedido su registro al padrón electoral, de ellos 1,250 en Estados Unidos, según datos citados en el artículo.
"Lo que nos están indicando las cifras es que realmente a ese universo no le interesa votar en un país que hace relativamente poco los orilló a salir en busca de mejores condiciones de vida", dice Víctor Alejandro Espinoza, investigador de asuntos migratorios de El Colef.
"Quienes cuentan con credencial son aquellos que hasta hace poco tiempo vivían en México y han decidido emigrar. Significa que sus condiciones actuales y su estado de ánimo no son los apropiados como para desear participar en la elección del Presidente de un país que los ha maltratado. Quienes desean participar en cuestiones políticas, paradójicamente, son los mexicanos de primera generación; aquellos que partieron hace mucho: los más viejos. Los de segunda y tercera generación son poco proclives a interesarse por la vida política de un país hasta cierto punto ajeno", señala Espinoza.
El Colegio de la Frontera Norte es una institución de investigación científica y de educación superior, ubicada en Tijuana, especializada en el estudio de la problemática de la región fronteriza de México con Estados Unidos.
Según Espinoza, uno de los problemas que se están presentando en el registro de votantes es que muchos de los que viven en Estados Unidos no están enviando sus solicitudes de inscripción al padrón por correo certificado, lo cual invalida el procedimiento y no son registrados.
"Se trata de un porcentaje de alrededor del 20% de las solicitudes recibidas. El sobre certificado tiene un costo aproximado de ocho a nueve dólares, y considero que esta es la razón por la que algunos paisanos la envíen por correo normal, pero también el costo ahuyenta a los potenciales interesados".
Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /