Unos 213 millones de latinos viven en condiciones de pobreza
Las remesas sostienen a países latinoamericanos
Unos 13 millones de habitantes de América Latina y el Caribe salieron de la pobreza en los últimos dos años, pero el flagelo aún afecta a 213 millones de personas en la región, según un estudio dadao a conocer el viernes 25 en santiago de Chile.
El 40.6% de la población regional aún vive en la pobreza, y el 16.8% se debate en la indigencia, de acuerdo con el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, de las Naciones Unidas. El organismo deja en claro que esas cifras son aún demasiado muy elevadas.
Los avances se deben en gran medida al mejoramiento de las condiciones económicas, el aumento del gasto social y, en especial, a las remesas enviadas por los millones de latinoamericanos que emigraron al mundo desarrollado en busca de mejores horizontes.
Un aspecto especialmente positivo en el informe de CEPAL es que la pobreza disminuyó en la mayoría de los países. Argentina, por ejemplo, redujo la pobreza en 16% y la indigencia en 9% en las áreas urbanas durante 2004 con respeto a 2002. México mantuvo la tendencia a la baja iniciada en 1996 y entre 2002 y 2004 disminuyó su nivel de pobreza en 2.4% y el de indigencia en 0.9%. En Perú, la indigencia cayó en ese mismo período en 2.8%.
Los expertos de CEPAL calculan que la región ha avanzado en 51% hacia el cumplimiento de la primera meta del Milenio de las Naciones Unidas, que consiste en reducir para el año 2015 a la mitad el porcentaje de población en pobreza extrema que existía en 1990. Ello constituye "una noticia alentadora", dice el informe.
Las carencias en materia habitacional son el principal ingrediente de la pobreza regional, ya que "más del 30% de la población en nueve países... vive hacinada, conviviendo de a tres o más personas por cuarto".
El informe agrega que "un porcentaje similar carece de conexión al alcantarillado público, o a una fosa séptica en las áreas rurales, en 13 de 17 países" estudiados.
Las remesas de dinero de los latinoamericanos emigrados se han convertido en un elemento clave en la superación de la pobreza. Se calcula que ese dinero fue clave para rescatar de la pobreza a 2.6 millones de personas en los últimos dos años.
En el 2004, los emigrantes enviaron 45 mil millones de dólares a sus países de origen, cifra similar a la inversión extranjera directa y superior a la ayuda oficial para el desarrollo.
‘’Las remesas ejercen una fuerte influencia en el nivel y distribución del ingreso de las familias receptoras’’, dijo José Luis Machinea, secretario ejecutivo de la comisión técnica dependiente de las Naciones Unidas, al presentar a la prensa un informe anual sobre pobreza.
Del total de dineros externos recibidos por la región el año pasado, más de la mitad llegó a México, Brasil y Colombia, mientras que en varios países de menor tamaño las remesas constituyeron un alto porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).
En el 2004, México recibió unos $16,600 millones, Brasil $5,600 millones y Colombia $3,900 millones, según los datos de la CEPAL.
Guatemala recibió por su parte $2,700 millones, El Salvador $2,500 millones y República Dominicana $2,400 millones.
Más abajo figuran Ecuador, con $1,700 millones; Jamaica, con $1,500 millones; Perú, con $1,400 millones; Cuba, con $1,300 millones; Honduras, con $1,100 millones y Haití, con $1,000 millones.
En los principales países receptores de remesas, éstas representan en promedio un tercio del ingreso de los hogares y alcanza a unos $170 mensuales, según la CEPAL.
Los ingresos recibidos por este concepto son inferiores a la Inversión Extranjera Directa de la región y muy superiores a la Ayuda Oficial para el Desarrollo que reciben los países de América Latina.
De acuerdo a un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la mitad de los emigrantes latinoamericanos que envían dinero regularmente a sus familiares desde Estados Unidos ganan menos de $20,000 anuales y no concluyeron los estudios secundarios.
En su mayoría los dineros proceden de Estados Unidos, que concentra además el mayor número de los más de 20 millones de migrantes que tiene la región.
De ese total, 66 % es de origen mexicano, 10 % sudamericano, 9 % salvadoreño y 6 % cubano, dominicano o guatemalteco, según el estudio del BID.
En nueve de once países analizados la mitad de las personas en los hogares receptores estarían bajo la línea de pobreza si no contaran con este aporte.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /