CHILE: La naturaleza nos aplasta
Nadie sabía con exactitud cuando llegaría, pero sabíamos que lo haría en algún momento. Sabíamos que ya habían pasado casi 25 años desde el último mega- terremoto. Y llegó con toda su fuerza, oculto en la madrugada del sábado 27. Nos sorprendió y nos humilló. Ante la fuerza de la naturaleza, no somos nada. La sensación de desamparo con que uno se queda después de experimentar un terremoto con la fuerza que tienen en Chile, es lo que nos humilla ante lo indefensos que somos.
Los sismos nos enfrentan a las verdades elementales del pavor, lo incontrolable, y lo desconocido. La experiencia nos deja aterrados y pone al desnudo lo vulnerable que somos, pero también nos envalentona para sacar coraje y ayudar a otros que están peor que nosotros.
Tratamos de hallarle algún sentido a lo ocurrido en Chile. También nos preguntamos ¿por qué a Chile? Nos lamentamos y pensamos que a cada uno de nosotros le tocó lo peor, hasta que la televisión nos recuerda que siempre hay compatriotas que la sacaron peor.
Hoy somos testigos, del drama que viven en Chile. Miramos hacia las zonas más desvastadas del sur y parece que estuviéramos observando otro país: pillaje, incendios, turbas, presencia militar, desorden.
Esto no es el Chile que me vió nacer. Pero es la naturaleza del ser humano. Su instinto más básico emerge y se impone ante necesidades vitales que teme no serán satisfechas, con el sentido de auto conservación, pero también de egoísmo criminal hacia otros.
La solidaridad típica del chileno, es desplazada por un sentimiento de inseguridad. La falta de capacidad ante este tipo de situaciones extremas queda al desnudo, y al no recibir prontas respuestas el instinto de auto conservación aparece.
El momento de enjuiciar a las autoridades ante este desastre natural, y que ahora es socioeconómico, aún no ha llegado. No es el momento. No obstante, es necesario reconocer que hubieron graves errores en el manejo de los recursos.
La movilización de los militares debería haber sido tan rápida, eficaz y eficiente como lo fue cuando en 48 hrs tropas chilenas llegaron a la capital haitiana durante la crisis interna del 2004 que sacudió ese pais.
`No es hora de analizar las perdidas o supuestas ganancias políticas de esta grave desgracia que enluta nuestro país, todo lo contrario, debemos unirnos en pos de recuperar la normalidad.
Después de tantas conjeturas, la emergencia prueba que el Chile moderno no es tanto mejor que el Chile anticuado. Las carreteras se cortaron, los puentes se desplomaron, el aeropuerto se cerró.
Sale el sol, el teléfono o la Internet nos traen noticias de la familia, y hasta un par de chistes ayudan a sobrellevar la desgracia.
No me queda duda: el país volverá a funcionar, y volverá a funcionar pronto, entre otras cosas, porque lo que sería una hecatombe en cualquier parte, en Chile es un trago muy amargo, pero superable. Nos volveremos a levantar y nos prepararemos para que en 25 años más la tierra nos recuerde que vivimos en Chile.
Demostremos con hechos, con solidaridad, que lo mejor de Chile prevalece sobre lo peor de nosotros. Hoy somos solo uno, detrás de una bandera, y del sufrimiento de miles que nos necesitan.
Los terremotos están entre los mayores sustos que vivimos. Yo ya llevo cuatro en Chile, el 60, el 71, el 85, y ahora, y no quiero más.
AYUDA A CHILE
Los chilenos de Arkansas que quieran ayudar pueden unirse a la campaña de EL LATINO organizada a través del consulado de Miami, LAN Chile y del Club Rotario #99 en Little Rock, que en el pasado ya ha colaborado con Clubes Rotarios en Chile.
Necesitamos encontrar al mayor número de chilenos en Arkansas para coordinar la ayuda.
Pueden enviar nombre dirección, e-mail, teléfono y celular, a:
Michel Leidermann
Director
"EL LATINO"
Tel. 501-374-0853, ext. 342
Mobile. 501-993-3572
Fax. 501-375-3623
Michel@arktimes.com

Muchas Gracias.
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /