Deportaciones subieron durante el gobierno de Obama
Grupos de defensa de inmigrantes denunciaron que las deportaciones subieron 50 % en el gobierno de Barack Obama, a quien pidieron comprometerse con una reforma migratoria.
Durante el año 2009, hubo 387,790 personas deportadas de EEUU. Un año antes, todavía bajo el gobierno de George W. Bush, las deportaciones fueron 264,503, indicó Angelica Salas, directora de la Coalición por los derechos de los inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).
"Al presidente Obama le pedimos un alto inmediato a las deportaciones y necesitamos su liderazgo para avanzar en la reforma migratoria', dijo Salas.
CHIRLA y otras organizaciones afirmaron que se unirán a una marcha el 21 de marzo en Washington para reactivar el debate sobre la reforma migratoria, en la que se espera congregar a decenas de miles de personas.
Pramila Jayapal, directora de la organización One America, afirmó que concretar una reforma migratoria que legalice a los 10.8 millones de indocumentados que viven en EEUU traería beneficios económicos al país creciendo anualmente 0.84% suplementario si el Congreso aprobara la reforma.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /