Piñera asume presidencia de Chile entre nuevos fuertes sismos
4987A.jpg
Sebastián Piñera asumió el jueves 11 como presidente de Chile, mientras la tierra se sacudió con fuerza por tres potentes réplicas del terremoto del 27 de febrero, en 20 minutos, las que crearon alarma y activaron por algunas horas una alerta de maremoto.
En las regiones costeras del centro y sur del país, cientos de personas se refugiaron en áreas elevadas, ante el temor de que nuevamente gigantescas olas volvieran a golpear la costa como antes, cuando desaparecieron del mapa pueblos enteros tras el quinto terremoto más poderoso registrado en la historia moderna.
A pesar de los sismos, la juramentación de Piñera, de 60 años de edad, se desarrolló con normalidad en la sede del Congreso en el puerto de Valparaíso, a unos 100 kilómetros al oeste de Santiago, aunque varios de los presidentes extranjeros invitados no escondieron su susto.
La ceremonia de asunción de mando fue discreta y corta tras las fuertes réplicas, lo que obligó a sacar rápidamente a las autoridades y mandatarios que asistieron al Congreso, edificio que luego fue oficialmente evacuado.
"Sequemos estas lágrimas y pongamos manos a la obra en la gran tarea de enfrentar esta emergencia, en la gran tarea de reconstruir el país", dijo Piñera.
Piñera es conocido por sus posturas pro empresariales que ya han chocado con la de los sindicatos, aunque analistas dicen que las tareas de reconstrucción tras el terremoto le permitirán, en el corto plazo, conseguir consensos que hasta antes parecían esquivos.

LOS INVITADOS
Apenas sintieron el segundo remezón los presidentes Cristina Fernández, de Argentina, y Álvaro Uribe, de Colombia, se levantaron de sus asientos para salir del Congreso chileno y se volvieron a sentar.
La acción se repitió con el tercero. Tras este último, Uribe se paró de su asiento consternado (los sismos fueron de 7,2; 6,9 y 6,0 en la escala de Richter) y con un paso apresurado se dirigió a buscar la salida.
En tanto, Rafael Correa (Ecuador) y Fernando Lugo (Paraguay) miraban preocupados hacia el techo del Congreso, de donde colgaba una lámpara de gran estructura que se movía con el sismo. Al lado, Evo Morales (Bolivia) no parecía inmutarse por la situación: "Quería conocer los sismos", confesó más tarde.
El príncipe Felipe de España mostraba un rostro de tranquilidad. "Mientras no vea asustados a los chilenos no me asusto yo", señaló.
Más relajado, el presidente peruano dijo primero: "Es un temblor, no dramaticemos; estamos acostumbrados en Lima a tener temblores; aprovecha uno para bailar de alguna manera".
Edición de esta semana
FENOMENAL INTERÉS POR LA TARJETA MUNICIPAL DE IDENTIDAD DE LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
El sábado 21 de abril de 10 AM hasta el mediodía, en el Centro Comunitario del Suroeste, se realizó un foro público, en el cual se informó sobre la nueva Tarjeta Municipal de Identidad de la ciudad de Little Rock.   / ver más /
Por Michel Leidermann Si bien la Batalla de Puebla del 5 de mayo de 1862, no fue una batalla decisiva en los planes de Napoleón III de invadir México, y a continuación todo el resto de Latinoamérica, el triunfo de las fuerzas mexicanas al mando del general Ignacio Zaragoza el 5 de mayo de 1862, fue un estímulo importante que fortaleció la moral de los combatientes y sirvió para consolidar la unidad nacional mexicana.   / ver más /
CONDORITO   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“El dinero hace que el mundo gire ... un marco, un yen, un dólar o una libra ... ese tintineo... hace que el mundo gire “.   / ver más /