CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann

Acercándose a los $19 mil billones

En la avalancha de números publicitados por Obama, en su ultima propuesta para el presupuesto fiscal nacional, se destacan dos elementos.

    En primer lugar, el presupuesto aumentaría los impuestos en $ 3 mil billones durante la próxima década. Segundo, a pesar de esas colosales recaudaciones, la deuda nacional se duplicaría durante ese período.

    Ese aumento de impuestos incluye $743 mil millones para la reforma de la salud, y $843 mil millones en la comercialización de energía que se cobrará de todos los hogares y negocios. (El Presidente apoyó este impuesto pero inexplicablemente ha excluido su costo del presupuesto fiscal).

Obama también aumentaría los impuestos por $968 mil millones a las pequeñas empresas y a las familias de ingresos altos, y por $468 mil millones a las corporaciones en momentos que estas empresas están luchando para crear más puestos de trabajo.

    Estos aumentos de los impuestos llevaría a Washington a la mayor recaudación total de impuestos, la más alta en la historia americana. Y aún así embargo, no podrán copar con todos los nuevos gastos del gobierno Obama.

Los nuevos costos del Seguro Social y de Medicare para cubrir a 78 millones de personas que se jubilarán en los próximos 10 años, amenazan con enterrar a Washington en deudas aplastantes.

¿Cuál es la respuesta del Presidente Obama? Gastar billones de dólares adicionales  en atención de salud, educación y energía.

Lo que nos lleva al problema de la deuda nacional. Dado que el gasto está aumentando más rápidamente de lo que el presidente puede aumentar los impuestos, la deuda nacional se duplicará en la próxima década y podría llegar a sorprendentes $18.6 mil billones en 2020.

    Las consecuencias económicas de esta deuda son terriblemente dolorosas. En 2020, más de un tercio de todos los impuestos sobre la renta serán necesarios sólo para pagar los intereses. Nuestros hijos y nietos tendrán un futuro paupérrimo asegurado

Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /