Aún sin reforma migratoria deben corregirse los problemas del DHS
5026A.jpg

Si no se da una reforma migratoria este año, como sugiere el clima político actual en Washington, Obama debe al menos corregir los problemas que aquejan al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que supone la primera línea de defensa del país.

Una de las agencias del DHS, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), ha continuado las redadas y acciones policiales que van más allá de la captura de inmigrantes peligrosos, pese a prometer cambios.

El pasado día 27, el diario "The Washington Post" reveló que agentes del ICE se han impuesto la meta de expulsar a 400.000 indocumentados, sin importar si en realidad éstos son o no, un peligro para el país.

El pasado 22 de febrero, el encargado de detenciones y deportaciones, James Chaparro, reconoció una baja en el número total de expulsiones, aun cuando aumentaron las de criminales.

Al concluir este año fiscal el próximo 30 de septiembre de 2010, ICE habrá deportado a 150.000 inmigrantes criminales, aunque el número total de expulsiones apenas llegará a 310.000, "muy por debajo de la meta de 400.000", y casi un 20% menos que los 387.000 del año pasado, dijo Chaparro.

El diario destacó que la "lucha territorial" en la lucha contra la corrupción de funcionarios de Inmigración y Aduanas. La lucha entre la oficina del Inspector General del DHS, su Oficina de Aduanas y Frontera (CBP) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), ha provocado demoras en las investigaciones. El año pasado, el CBP abrió más de 230 casos en todo EEUU y más de 80 casos sólo en los 4 estados fronterizos con México, la mayor cifra desde 2005 para esa región.

El jefe de ICE, John Morton, insiste en que "definitivamente no establecemos cuotas" y que la prioridad sigue siendo la expulsión de "inmigrantes ilegales que cometen crímenes y que presentan un riesgo para la seguridad de nuestras comunidades". Aún así, es preocupante que, para demostrar eficiencia, Chaparro haya querido imponer cuotas, con o sin el permiso o conocimiento de sus superiores: el resultado, en muchos casos, ha sido la continua fragmentación de las familias inmigrantes.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, ha dicho que el nuevo enfoque de ICE sería la expulsión de inmigrantes criminales, pero en la práctica la realidad es otra

Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /