Chocolate amargo puede reducir riesgos cardíacos
5034A.jpg

Consumir pequeñas dosis de chocolate amargo por día podría reducir el riesgo de ataques cardíacos o de apoplejía en casi un 40%, según un nuevo estudio del Instituto Alemán de Nutrición Humana en Nuthetal, realizado por investigadores alemanes que estudiaron a casi 20.000 personas a lo largo de 8 años, y publicado en la revista médica European Heart Journal.

Hallaron que las personas que consumían un promedio de 6 gramos de chocolate amargo por día, más o menos un trocito pequeño, registraron un 39% de menor riesgo de ataque cardíaco o apoplejía.

Estudios anteriores habían insinuado que el chocolate amargo o negro en pequeñas cantidades podía ser beneficioso, pero este es el primer estudio que observa sus efectos durante un período prolongado.

Los expertos creen que los flavonoles que contiene el chocolate son los responsables ya que contribuyen a ensanchar los músculos de los vasos sanguíneos, lo que redunda en una disminución de la presión sanguínea.

Los médicos también advirtieron que comer grandes cantidades de chocolate contribuye a aumentar de peso, un importante factor de riesgo para problemas cardíacos y apoplejía. Sin embargo advierten que 100 gramos de chocolate negro contienen aproximadamente 500 calorías.

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /